domingo, 30 de noviembre de 2008

LOS CHIMPANCÉS POR PABLO CASTRO 1ºB BACH


Los chimpancés viven en comunidad, son pacíficos y todos se conocen dentro de ésa comunidad. Son tan ágiles que pueden hacer competencia con las aves cogiendo grandes alturas, eso sí, trepando por los árboles y no volando como lo hacen todo tipo de aves. Cuando se desplazan por el suelo apoyan sus cuatro patas, y si van por unas hierbas bastante altas caminan con las dos patas traseras.
A los chimpancés se les suele comparar más con los hombres que con las aves…mayormente por su gran parecido al de los hombres (alrededor de un 99% de igualdad en el ADN). De todos los simios existentes, por ahora, el chimpancé es el que tiene más parecido al ser humano.
Se diferenciaron hace más de 20 millones de años, junto al orangután, al gorila y al gibón, del hombre. Actualmente están desapareciendo poco a poco a causa de que prácticamente sólo se encuentran en las selvas ecuatoriales y éstas van desapareciendo poco a poco. Ocupan gran parte del África tropical.

A los pocos años de nacer las madres lo dejan sólo pero van en su ayuda si ve que tienen algún problema. Suelen aprender cosas mediante juegos que hacen con sus madres como peleas en broma, etc. Con 2 años se pasean subidos a la espalda de la madre.
Éste simio se encuentra en los árboles más de la mitad del día y es que realmente son éstos los que le dan alimento y un sitio donde refugiarse.
Los estados del chimpancé se reconocen por los gestos que hacen con la cara, por ejemplo cuando están implorando abren la boca en forma de O con los labios salidos, cuando están excitados abren muchísimo la boca y enseñan los dientes, cuando se están sometiendo su gesto es el de sonreír sin abrir la boca y si a ésta sonrisa se le añaden la visibilidad de los dientes es que expresan su miedo.
Para dormir, éstos simios construyen nidos en los árboles pero sólo lo utilizan para esa noche, nunca más vuelven a dormir ahí.
Algunos grupos de chimpancés se desplazan juntos a buscar comida en tierras que tengan sales minerales.
Uno de sus alimentos es la nuez (no tan conocida como el plátano cuando hablamos de comida para monos, chimpancés y animales de éste tipo) y hablo de ella porque cuando encuentran “nueces de palma” las suelen romper para recoger sus semillas, porque saben que ese fruto tiene buen valor nutritivo.
Aunque a éstos animales les gusten muchísimo los frutos, tienen un régimen algo variado y comen todo lo que creen que es necesario y se encuentran por su camino, por ejemplo cortezas y tallos. Algunos chimpancés rompen ramitas de los árboles para alimentarse de la “médula” que tienen esas ramitas.
Su buen manejo de labios les es eficaz a la hora de coger agua que se ha retenido en las hojas de los árboles cuando ha llovido.
Éstos animales por naturaleza son juguetones y tienen una gran capacidad para el aprendizaje.

Al hombre le fascina el chimpancé ya que es el simio con el que tiene más parecido. Por ello el hombre lo suele utilizar como animal de compañía (que yo personalmente no conozco ningún caso aunque me gustaría tener uno), de circo y de laboratorio para realizar algún que otro experimento.
Una parte que realmente me sorprende es la de chimpancés que hablan.
En EEUU, hace años, una familia enseñó a un chimpancé el lenguaje de los sordomudos.
Otra persona realizó otra forma de aprendizaje con otro chimpancé. Ésta forma fue la de enseñar a partir de unas piezas de plástico. Sara, como se llamaba éste chimpancé, consiguió formar grandes frases a partir de esas piezas.
Otro chimpancé consiguió aprender cosas mediante un teclado formado por una serie de símbolos, el chimpancé tenía que presionar los símbolos que le parecían correctos para expresar su aprendizaje.

2 comentarios:

Militsa Stoyanova dijo...

Hola Pablo,has hecho un trabajo muy interesante y las imágenes unicass.... :-):-):-)

Javier-CMC dijo...

Hola Pablo, tu trabajo es interesante y original.

Un pelín corto....