martes, 25 de noviembre de 2008

Darwin y el viaje del "Beagle". Yajhaira Hita B1º A



El H. M. S. Beagle era un barco de investigación. Había sido encomendado para continuar un viaje propuesto antes, y así examinar las castas de Chile, Perú y algunas islas del Pacífico, con el propósito de tener información para mapas, etc..

Darwin empezó el viaje en el Beagle el 27 de diciembre de 1831, y regresó a Inglaterra el 2 de octubre de 1836, lo cual fue un largo viaje para Darwin. Visitó Tenerife, las islas del Cabo Verde, la costa brasileña, Montevideo, Tierra del Fuego, Buenos Aires, Chile, Perú, Galápagos, Tahití, Nueva Zelanda, Australia, Tasmania, isla de los Cocos, Mauricio, Santa Elena, Ascensión, Brasil, las Azores y finalmente Inglaterra. El crucero debía durar 2 años, pero duró más de 4. Darwin escribió cuadernos, diarios, etc.. y tenía también varios instrumentos de precisión como un microscopio.

Durante el viaje, Darwin estuvo mareado, y el barco no era lo bastante cómodo como pensaba. Pero aprovechó todo el tiempo que estuvo al máximo. Darwin dijo que esos años fueron los más importantes de su vida. Darwin era querido por todo el mundo, porque era una persona muy respetuosa, y ayudaba a cualquiera cuando lo necesitaran.

Darwin hizo largas excursiones en el interior de Sudamérica, porque el Beagle bordeó esas costas durante tres años. Se llevó al barco varios libros de Biología, y los pudo leer todos. Le aportaban bastante información, y con las expediciones que hacía pudo comprobar si lo que decía era verdad o no. La mayoría (como dijo él) era un material despreciable, no le sirvieron casi ninguno.

Durante su viaje, vio y cogió un montón de muestras de rocas y también de ejemplares de vegetales y animales. Sacó numerosos restos de fósiles de los acantilados de alrededor y estudió los arrecifes de coral. Fue un conjunto de muchas y distintas cosas que Darwin observó y aprendió. Todo lo que pudo aprender fue de incalculable valor.

Juntó ejemplares de muchos tipos de organismos, desenterró importantes fósiles, pero sobre todo observó mucho la naturaleza y se hizo un montón de preguntas sobre el cómo y el porqué de los procesos en los que se comportaban las cosas. Darwin recogió gran cantidad de observaciones interesantes que lo llevaron a pensar en cuestiones importantes, sobre todo en la diversidad de las especies.

Durante el viaje, Darwin se dio cuenta de que las conclusiones que sacaba Charles Lyell sobre la evolución eran incorrectas. El descubrimiento que tuvo el Sudamérica de los restos de fósiles lo llevaron a que diera esa conclusión. Dedujo que estos fósiles tenían un pariente común, una identificación entre los animales que viven y los ya desaparecidos.

Darwin escribe en su libro: “Esta relación se nota claramente. En este grupo de fósiles se encuentran 28 de las 32 especies ya extinguidas de mamíferos. Y esto solo se encuentra en un mismo continente entre las especies desaparecidas y las que aún viven. Yo podría dar incluso más datos de los que tengo aquí con solo hacer mas excursiones, tomando y recogiendo más datos de los que tengo.”

Otro dato importante fue también la observación en las islas Galápagos de especies de animales, sobre todo de las tortugas gigantes y de los pinzones pertenecientes a diferentes especies y también a diferentes islas, pero que se parecen lo suficiente como para demostrar un origen común.

Darwin vio la semejanza de la flora y fauna de las islas. Estos hechos le hicieron pensar en la realidad de la evolución. Aunque estas islas están cercanas entre sí, Darwin sacó la conclusión de que las corrientes del mar dificultan el intercambio de especies entre ellas, y que los fuertes vientos huracanados hacían difícil el traslado de semillas u otras cosas.

Darwin señala que su transformación en lo relacionado con la evolución se debe sobre todo a sus observaciones hechas en las islas Galápagos. En marzo de 1837 John Gould le dijo a Darwin que las muestras de pinzones que había sacado en tres de las islas Galápagos eran totalmente diferentes.

También observa que estas especies distintas se reemplazan ocupando el mismo hábitat desde un sitio a otro. La misma observación puede también aplicarse a los mamíferos, y en menor grado a las aves y los insectos.

El trato que tuvo con los fueguinos, hizo a Darwin a ver el precipicio entre los hombres primitivos y los civilizados, y completó su teoría sobre la evolución. Escribe en su libro: “No había creído que esta diferencia entre un hombre salvaje y uno civilizado fuera tan grande.”

Las observaciones que hizo le hicieron pensar y ver lo que influye la cultura, y que esta ha desempeñado un papel importante en la evolución de los humanos.

En la isla de Chiloé, Darwin encontró tres grandes volcanes en erupción y poco después, un terremoto arruinó gran parte de la costa chilena. Darwin, hizo al respecto también muchas observaciones. Vio que el epicentro se había dirigido hacia donde iba el Beagle.

Darwin notó una elevación permanente de la tierra. La tierra alrededor de la Bahía de Concepción (que era donde en ese momento estaba Darwin) se levantó dos o tres pies. En la Isla de Santa María la elevación fue todavía más: se encontraron lechos de moluscos pegados a las rocas a una altura de diez pies sobre el nivel del mar. Esta notable elevación es muy interesante.

En Valparaíso, moluscos parecidos se encontraron a una altura de 1300 pies:-es difícil dudar que estas elevaciones de tierra se deban a pequeños levantamientos sucesivos.- dice Darwin.

En conclusión, gracias a esta expedición de Darwin en el Beagle, se pudo comprobar científicamente que la teoría de la evolución es cierta.

5 comentarios:

Javier-CMC dijo...

Hola Yajhaira has hecho un buen trabajo sobre Darwin, sobre el viaje en el Beagle y sobre las conclusiones a las que llegó...

Aunque por lo que pones en tu último párrafo, no sé si tú estás muy de acuerdo con el amigo Darwin.

yajhaira dijo...

Por si ha molestado, lo he quitado y asi no hoy confusiones.

Javier-CMC dijo...

No creo que a nadie le haya molestado. A mí no.

Simplemente fue un comentario al final que pusiste.

Por lo demás, eres muy libre de tener la opinión que quieras. La información está ahí y es labor nuestra contrastarla y darle credibilidad, importancia... o no.

Un saludo.

Iván Marco Sanz dijo...

A mi Yajhaira tu opinión sobre lo que descubrió Darwin me parece muy bien y como dice Javier cada uno es libre de opinar lo que quiera, un saludo.

Romero dijo...

me ha encantado tu trabajo. Yo en principio iba ha hacer de lo mismo, pero al final he hecho sobre Atapuerca. Ya me dirás que te parece el mío.