viernes, 5 de junio de 2009

El virus por Germán Vicondo 1ºB



Un virus es un programa del ordenador. Suele actuar de dos maneras: mediante el hardware y por medio de los sistemas operativos. Están diseñados para reproducirse y evitar su detección. Para que funcione tiene que ser ejecutado puesto que se encuentran en programas informáticos.

Cuando el virus logra entrar en el ordenador le envía unas instrucciones llamadas carga activa. Esta carga puede modificar archivos de datos, presentar un determinado mensaje o provocar problemas en el sistema operativo. El primer virus se creó en 1995. Su medio más extendido es Internet

Existen otros programas informáticos parecidos al virus. Se dividen en tres clases:

- Caballos de Troya o troyanos.
- Bombas lógicas
- Gusanos

Los Caballos de Troya o troyanos parecen inofensivos pero cuando se ejecutan pueden ser muy peligrosos.

Las bombas lógicas liberan su carga activa cuando cumplen una condición establecida.

Finalmente, los gusanos lo único que hacen es reproducirse, pero pueden ocupar memoria en el ordenador y provocar que vaya más lento.

Los virus informáticos se difunden cuando las instrucciones que hacen funcionar los programas pasan de un ordenador a otro. En el momento que está activado, es capaz de reproducirse en discos flexibles, discos duros, programas informáticos auténticos y a través de redes informáticas. Estos son más frecuentes en los PC que en sistemas profesionales de grandes ordenadores.

Funcionan, se reproducen y liberan su carga activa cuando son ejecutadas. El ordenador no tiene por qué infectarse. El usuario normalmente no realiza la acción de infección concientemente sino que engañan al sistema operativo para que ejecute el programa viral.

Algunos virus tiene la capacidad de unirse con programas auténticos. Esta adhesión puede producirse cuando se crea, abre o modifica el programa original. Son capaces de vivir en las partes del disco duro o flexible que cargan y ejecutan el sistema operativo cuando se inicia el ordenador. Se realizan automáticamente.

En las redes informáticas, algunos virus se ocultan en el software que permite al usuario conectarse al sistema.

Existen seis categorías de virus:

1- Parásitos.
2- Del sector de arranque inicial.
3- Multipartitos.
4- Acompañantes.
5- De vínculo.
6- De fichero de datos.

El primero infecta ficheros ejecutables o programas del ordenador. No modifica los programas de ese procesador pero provoca que el código del virus sea el primero que se ejecute. Pueden ser de dos tipos: acción directa y acción disidente. Si es de acción directa seleccionará como mínimo un programa para infectar cada vez que se ejecute. Si es disidente se oculta en la memoria del ordenador e infecta sólo un programa.

El segundo vive en la primera parte del disco duro y disco flexible. Sustituyen los programas que guardan información sobre el contenido del disco. Suelen difundirse mediante el intercambio físico de discos flexibles.

El tercero es una mezcla de los dos anteriores. Se infectan también de los archivos y de los sectores de arranque inicial.

El cuarto no modifica los ficheros sino que crea un nuevo programa con el mismo nombre y engaña al sistema operativo para que lo ejecute.

La quinta categoría cambia la forma en que el sistema operativo encuentra los programas para ponerlo de manera que primero se abra el virus y después el programa deseado. Es capaz de infectar un directorio o cualquier sistema que sea ejecutable desde ese sitio.

En el sexto se encuentran otros que pueden infectar programas que contienen lenguajes de programación. Estas permiten al usuario crear nuevas propiedades y herramientas que sirven para abrir, manipular y cerrar ficheros de datos.

Los virus que se encuentran en ficheros son independientes de la máquina y del sistema operativo.

Los usuarios pueden prepararse de muchas maneras. Una posibilidad es creando regularmente copias de seguridad del software original auténtico y de los ficheros de datos. Otra es copiando en un disco flexible el software del sistema operativo. Las infecciones de virus se pueden prevenir obteniendo programas de fuentes verdaderas.

Existe una forma para detectar que en el ordenador hay un virus. Ésta es por medio de cuatro tipos de programas antivíricos. Son:

1- Programas de rastreo. Se encargan de las características que tiene el código informático del virus. Deben de ser actualizados normalmente. No son muy fiables.

2- Comprobación de sumas. Son los únicos que pueden detectar todos los virus porque se basan en cálculos matemáticos. Si la suma de comprobación no cambia, el sistema no está infectado. Sólo son capaces de descubrir una infección después de que ésta se produzca.

3- Programas de vigilancia. Detectan actividades potencialmente nocivas como el formateo del ordenador.

4- Programas caparazones de integridad. Se encargan de establecer capas. Dentro de este caparazón se efectúa automáticamente una comprobación de suma y si ésta detecta programas infectados no permite que se ejecuten.

Cuando el virus se manifiesta puede hacerlo aislando en el momento los ordenadores de la red y deteniendo el intercambio de archivos. Para que un sistema operativo se recupere de una infección, lo primero y más importante es eliminar el virus.

Los antivirus intentan eliminar los programas infectados pero algunas veces no funcionan. Nacieron en la década de 1980. Los antivirus más famosos son el Norton y el Panda.

Se suelen obtener resultados más fiables desconectando el ordenador infectado, borrando los ficheros contagiados sustituyéndolos por copias de seguridad de archivos auténticos y suprimiendo los virus que pueda encontrarse en el sector de arranque inicial.

Los virus son más numerosos en el sistema operativo Windows por muchas razones. Sin embargo, en otros sistemas operativos como Linux las incidencias con esta infección casi no aparecen.

Existen los llamados virus polimórficos que efectúan variaciones en sus propias copias para evitar su detención de los programas de rastreo. Los virus sigilosos se ocultan del sistema operativo cuando éste comprueba el lugar donde está.

Los denominados infectores rápidos contagian los programas que se ejecutan y también los que simplemente se abren. Los infectores lentos sólo infectan los archivos cuando se modifican. Finalmente, los infectores escasos contagian en algunas ocasiones.

3 comentarios:

Germán dijo...

El título de este trabajo es "El virus"

Javier dijo...

Pues me parece muy bien, pero el título, tu nombre y el curso en el que estás, QUE ES OBLIGATORIO PONER EN TODOS LOS TRABAJOS siguen brillando por su ausencia.(21:16 h del 6-06-2009)

Ignacio dijo...

Muchas gracias por la información!!! Deciros que el otro día decidí llevar a Fnac mi portátil con la finalidad de que me lo limpiaran de virus y spywares, y fue todo perfecto!!Ahora mi ordenador ya no va tan lento!!! además me salió por un precio ridículo (menos de 5 euros) todo ello gracias al cupón que encontré en memimo.es!!