viernes, 23 de enero de 2009

La Diabetes- Por: Amaia Lana


¿Qué es la diabetes?


La diabetes es una enfermedad crónica (incurable) en la que el organismo no produce suficiente insulina para metabolizar (transformar) la glucosa de los alimentos y por consiguiente no recibimos energía necesaria para nuestra vida cotidiana. Para metabolizar la glucosa, el organismo necesita una sustancia llamada insulina. La insulina es una hormona producida en el páncreas, y cuya función es regular el uso de la glucosa en el organismo, y también ayuda a que los azúcares obtenidos de los alimentos lleguen a las células del organismo para suministrar energía. La insulina mantiene a su vez unos niveles de glucosa en sangre normales (entre 70 y 110 mg/ dl).
Existen dos tipos de diabetes:


Diabetes de tipo 1- El principal problema de este tipo de diabetes es que el páncreas no produce insulina o produce muy poco. Las causas exactas no se conocen, pero los científicos saben que el propio sistema de defensa del organismo (sistema inmunológico) ataca y destruye las células que producen la insulina por lo que no pueden producir más energía.
Por ello, las personas con diabetes del tipo 1 deben inyectarse insulina para así poder metabolizar los alimentos. Este tipo de diabetes también es llamada “Diabetes insulino-dependiente”

Diabetes de tipo 2- Es la diabetes más común. En este tipo de diabetes, el páncreas produce insulina pero, no se sabe por qué, el organismo no es capaz de usarla y parece que la ignora. Esta diabetes es conocida como “Diabetes de adultos”, porque normalmente la sufren personas de más de 40 años, aunque últimamente se está detectando un aumento en adolescentes y en niños. Este tipo de también afecta a personas con sobrepeso, ya que el exceso de peso hace que la función de la insulina disminuya.
Esta diabetes no necesita insulina y puede pasar inadvertida por muchos años. Es recomendable hacerse, cada año, un examen de glicerina.

Las personas con Diabetes de tipo 1 y de tipo 2 pueden hacer una vida normal. Estas personas tienen que comer a unas horas establecidas y pueden realizar actividades que requieran grandes esfuerzos físicos (aunque después de realizar estos ejercicios deben de comer algo con azúcar para que el nivel no se quede bajo).
Para detectar la diabetes, los médicos realizan una prueba en la que miden la cantidad de glucosa en el plasma en ayunas (GPA) o una prueba oral de tolerancia a la glucosa (POTG). Si en la prueba de GPA se detecta un nivel de glucosa en sangre de entre 100 y 125 mg/dl, la persona tiene una diabetes latente; si la persona tiene un nivel de glucosa de 126 mg/dl o superior padece diabetes.



TRATAMIENTO BÁSICO DE LA DIABETES TIPO 1:


1.INSULINA:

1.1. Tipos:

Existen diferentes tipos de insulina según el efecto que produzcan en el organismo:

Humalog: es una insulina denominada “ultra-rápida”, es decir tarda en hacer su efecto una media hora después de haber sido inyectada.

Actrapid: Es una insulina de acción rápida. Su acción comienza a partir de la hora y su efecto sobre la glucemia dura entre 4-6 horas.

Lantus: Denominada insulina de acción reguladora. Esto quiere decir que su acción empieza a las dos horas de ser inyectada y su duración es de aproximadamente 24 h.

Levemir: Actúa exactamente igual que la Lantus. La diferencia entre estas dos últimas insulinas depende del efecto que tenga sobre la persona que se la inyecta.


1.2 Zonas de inyección:

La insulina no solo se inyecta en el brazo, como comúnmente se piensa, sino que hay diferentes zonas donde aplicarla. Estas zonas son:

-La zona anterior y lateral-externa de los muslos.
-La zona externa-superior de las nalgas.
-En el abdomen, dejando una zona libre alrededor del ombligo
-En la zona externa superior de los brazos.

Es recomendable cambiar diariamente el punto de la inyección, pero no la zona, puesto que la absorción desde unos lugares a otros es muy variable. De absorción más rápida seria el abdomen y la zona lateral de los brazos, parte anterior de los muslos. Y la zona más lenta seria la zona glútea. Esta última seria por tanto la más recomendable para la inyección de la insulina de la noche.
También hay que tener en cuenta que hay factores que pueden modificar el perfil de acción de la insulina: la adelantan: el ejercicio físico sobre la zona en que se ha inyectado, el calor en el lugar de la inyección, el masaje y la inyección demasiado profunda. La atrasan: el tabaco, el frío en el lugar de la inyección y la inyección demasiado superficial.

1.3 Veces de inyección:

Las personas diabéticas se tienen que poner insulina cada vez que ingieren alimentos ya que si no la glucosa se dispararía de los niveles recomendables.

2.DIETA:

Con las calorías necesarias para cubrir las necesidades energéticas de la vida normal de un niño, su crecimiento y su actividad física, distribuidas a lo largo del día y adaptadas al perfil de acción de la insulina.

3.EJERCICIO:


El ejercicio físico junto con la dieta y la insulina, son los pilares básicos del tratamiento de la diabetes. La actividad física es útil y necesaria para todas las personas, pero sobre todo para el niño y el adolescente diabético.

Beneficios:

· Disminuye los niveles de glucemia durante y después del ejercicio.
· Disminuye los requerimientos de insulina al mejorar la sensibilidad.
· Disminuye los factores de riesgo cardiovascular.


4.AUTOCONTROL:

Permite valorar, fundamentalmente mediante autoanálisis de la glucosa sanguínea, si los 3 factores mencionados están en adecuado equilibrio, y , si no es así, como actuar para corregirlo.



(*)Curiosidades:

Los diabéticos como los recién casados también tienen su luna de miel pero por supuesto la de los diabéticos es diferente. Consiste en que al principio el páncreas no fabrica en el momento adecuado suficiente cantidad de insulina, las necesidades se complementaran con la administración de insulina en la inyección. Poco después el páncreas se recupera y fabrica mas cantidad de insulina que hay que suplementar sera cada vez menor. A esto se le llama periodo de “luna de miel” de la diabetes del niño. Este periodo termina a los pocos meses y las necesidades de insulina suplementaria aumentan.

(*) ¿Por qué falla el páncreas?


A esta pregunta no se puede responder con exactitud. Sin embargo, se supone que existen una serie de factores combinados entre si:

-Factor genético: una predisposición de la persona que hereda la posibilidad de ser diabética.
-Factor ambiental: Especialmente las infecciones producidas por virus que van a lesionar el páncreas.
-Factor autoinmune: Una agresividad del propio organismo que lesiona al páncreas.




1 comentario:

Javier-CMC dijo...

Hola Amaia, has hecho un buen trabajo sobre la diabetes. Quizás un pelín largo.