domingo, 25 de enero de 2009

Gregon Johann Mendel. Iker Muguiro. Bach1º B

Biografia

Gregor Johann Mendel era un biólogo austriaco que, actualmente, es considerado uno de los padres de la genética debido a sus numerosos trabajos que consistieron en cruzan guisantes; a raíz de dichos trabajos se descubrió la herencia genética.
Nació en un pueblo llamado Heinzendorf situado en Austria, hoy llamado Hynce, en la República Checa el 20 de julio de 1882, tuvo una infancia muy dura, su padre era un veterano de las guerras napoleónicas y su madre era la hija de un jardinero. Estuvo marcada por la pobreza que predominaba en esa época.

Por suerte, su suerte cambió cuando en 1843 ingresó en el monasterio agustino de Königskloster, cercano a Brünn, en el cual tomó el nombre de Gregorio y en 1847 fue nombrado sacerdote.
Más tarde, vivió en la abadía de Santo Tomás (Brünn) y en el año 1851 Gregor para poder continuar con su carrera tuvo que marcharse a Viena y allí, se doctoró en matemáticas y ciencias.
Tres años más tarde, en 1854, Gregor fue un profesor suplente de la Escuela de Brünn y doce años mas tarde, en 1868, se convirtió en el abad del monasterio, por culpa de ser nombrado abad, tuvo que abandonar sus investigaciones científicas y tuvo que dedicarse exclusivamente a las tareas que implicaban ser un abad.

En el año 1856, sus diversos experimentos de cruzamientos con guisantes le permitieron descubrir las tres leyes de la herencia o también llamadas las “leyes de Mendel”. Dichas leyes, fueron comprobadas y explicadas más tarde por el biólogo Thomas Morgan, que es el padre de la genética experimental moderna.
Mendel fue el primero en llevar a cabo unos precisos estudios, que llevan a una conclusión exacta sobre la herencia genética y también podemos describir los mecanismos de la herencia.
Presentó sus trabajos en las reuniones de la Sociedad de Historia Natural de Brünn, concretamente el 8 de febrero y el 8 de marzo de 1865, que mas tarde fueron publicados como experimentos sobre híbridos de plantas en las Actas de la Sociedad en 1866.
Los resultados de Mendel no fueron reconocidos en el año 1866, fueron ignorados, pero en 1900 gracias a Hugo de Vries y Carl Correns empezaron a ser reconocidos y comprendidos.

Al principio, Mendel a los guisantes los llamó “caracteres” y para referirse a las entidades hereditarias separadas utilizo el nombre de “elemento”. Los llamados “caracteres” y los “elementos” han recibido muchas sugerencias de nombres a lo largo del tiempo pero hoy se conocen de forma universal como genes, sugerido en 1909 por el biólogo Wilhem Ludvig Johannsen.

Por último, Gregor Johann Mendel falleció a causa de una nefritis crónica el 6 de enero de 1884 en Brünn.

Leyes de Mendel

Las Leyes de Mendel son un conjunto de reglas sobre la transmisión por herencia de las características de los organismos padres a sus hijos. Estas reglas básicas de herencia constituyen el fundamento de la genética.

1ª Ley de Mendel: Ley de la uniformidad. “Cuando se cruzan dos individuos de raza pura, los híbridos resultantes son todos iguales entre sí”.
En el cruce de dos individuos homocigóticos (razas puras), uno dominante (AA) y otro recesivo (aa), da lugar a individuos heterocigóticos ( híbridos), es decir, los individuos de la primera generación dan lugar a una segunda generación en la cual los descendientes presentan todos el mismo aspecto.

2ª Ley de Mendel: La segregación de caracteres independientes. “Ciertos individuos son capaces de transmitir un carácter aunque en ellos no se manifieste”.
Al formar los hibridos de la primera generación, sus gametos (genes) separan cada uno de sus factores hereditarios.
El cruce de dos individuos de la primera generación (Aa) va a dar origen a una segunda generación en la cual aparece el fenotipo "a", que no aparecía en la primera generación donde todos eran del fenotipo "A". Por tanto, el fenotipo "a" no había desaparecido, sino que sólo había sido “apartado” por el caracter "A".

3ª Ley de Mendel: Ley de la transmisión independiente de caracteres. Esta ley dice que al formar sus gametos los dihíbridos (descendientes de la segunda generación) no solo separan cada pareja de factores hereditarios, sino que además se combinan entre sí de todas las formas posibles. Mendel trabajó con en guisantes, Mendel observaba el color de la semilla y la rugosidad de su superficie, entonces se dio cuenta de que los factores hereditarios se transmitían independientemente unos de otros. Esta ley, deja de cumplirse cuando existe una vinculación, en la cual dos genes están en “locus” muy cercanos y no se separan en la meiosis




¿Cómo llegó a descubrir Mendel estas leyes?

Mendel comenzó sus experimentos eligiendo dos plantas de guisantes una se caracterizaba porque producía semillas amarillas y la otra porque producía semillas verdes.
Estas plantas forman la Generación Parental.
En el resultado del primer cruce, se produjeron plantas que únicamente producían semillas amarillas, volvió a repetir los cruces con otras plantas de guisante de diferentes caracteres y el resultado fue el mismo.

Al carácter que aparecía le llamo Dominante y al que no, Recesivo. En este caso el color amarillo es el dominante y las plantas que fueron obtenidas pertenecen a la Primera g¡Generación (F1).
Mendel cruzó las plantas de la Primera Generación y obtuvo una Segunda Generación (F2), en la cual las plantas producían semillas amarillas y semillas verdes.
De nuevo, volvió a repetir el experimento con otros caracteres diferentes y obtuvo resultados iguales. De estos experimentos descubrió la Primera y Segunda ley.

Mendel quiso llegar más lejos, y decidió comprobar si estas leyes funcionaban en plantas que se diferenciaban en dos o más caracteres, eligió como plantas de semillas amarillas y lisas y plantas de semillas verdes y rugosas.
Cruzó las dos plantas y obtuvo la plantas de semillas amarillas y lisas y obtuvo la Primera Generación que estaba compuesta compuesta por plantas de semillas amarillas y lisas, la primera ley se cumplía, en la primera generación aparecían los caracteres dominantes (amarillos y lisos) y no los recesivos (verdes y rugosos).
Obtuvo la Segunda Generación cruzando la Primera Generación y obtuvo semillas de todos los estilos posibles, plantas que producían semillas amarillas y lisas, amarillas y rugosas, verdes y lisas y verdes y rugosas, era una proporción 9.3.3.1 ( 9 plantas de semillas amarillas y lisas, 3 de semillas amarillas y rugosas, 3 de semillas verdes y lisas y una planta de semillas verdes y rugosas).
De esta experiencia dedujo la Tercera Ley de Mendel.

1 comentario:

Javier-CMC dijo...

Hola Iker, has hecho un didáctico y asequible trabajo sobre Mendel y sus leyes de la herencia.

Después de los apuros con el acceso al blog, ha merecido la pena el esfuerzo.

Un saludo