domingo, 18 de enero de 2009

El tabaco. Por Javier Romero, Bachiller 1ºA


¿Qué es?

El tabaco está considerado un producto vegetal obtenido de una planta que recibe el mismo nombre procedente de América. Está formado por una serie de hojas obtenidas de varias plantas del género “Nicotiana” específicamente “Nicotiana tabacum”.
La principal forma de consumo es fumada aunque existen diversas formas de hacerlo. El tabaco es comercializado de forma legal en todo el mundo aunque recibe gran cantidad de restricciones en muchos países por su contenido en nicotina que le hace adictivo y provoca daños para la salud pública.

Composición de la planta del tabaco:

La planta del tabaco pertenece al grupo de las Solanáceas, en el género de la Nicotiana, en el cual existen unas sesenta y cinco especies diferentes, y una de ellas es la Nicotiana tabacum que además tiene otras cuatro variedades más que son las: Brasilensis, Hayanensis, Virginica y Púrpurea. Los diferentes tipos de tabaco que se están comercializando en la actualidad dependen de este tipo de variedades, así como del modo en que se cultivan, la forma de curado y fermentación y del proceso industrial de fabricación al que están sometidos.

La planta originaria de América y traída por los colonizadores españoles a Europa, es una herbácea de una altura entre 1,5–2 metros, cosechada anualmente, de tallo cilíndrico y con hojas alternas que disminuyen el tamaño desde la base de la planta hasta el vértice del tallo; y además tiene gran capacidad para adaptarse al medio ambiente en el que se encuentra, lo que permite que pueda ser cultivada en la mayoría de los países del mundo.

Se puede afirmar que la hoja de tabaco está constituida por dos componentes primordiales que son: el agua y la materia seca. El agua que se encuentra en la planta constituye aproximadamente algo más del 80% del peso total de la hoja antes de ser cortada y un 18% después del proceso de curación. La llamada materia seca o ceniza está constituida por una serie de compuestos orgánicos (75%-89%) e inorgánicos (11%-25%).


Composición del humo del tabaco:

Actualmente no se tiene un conocimiento exacto de la composición del humo del tabaco, aunque se cree que existen alrededor de 4.000 sustancias pero no se sabe la relación exacta de los componentes originarios en la planta y los que se forman y transforman durante el proceso de combustión en el acto de fumar.

El humo del tabaco se origina durante el proceso de combustión del cigarrillo ya sea mediante aspiración directa del fumador (conocida como corriente principal) o por combustión espontánea (corriente lateral o secundaria). A su vez, el humo es el que proporciona las sensaciones de sabor y de aroma, aunque también es el causante de los efectos nocivos sobre los distintos aparatos y sistemas orgánicos del llamado fumador activo o pasivo.

El humo es un aerosol formado por una parte gaseosa en la que se encuentran suspendidas en el aire más de 3.000 millones de partículas cuyo diámetro varía entre 0,1-1 micra. Entre los 4.000 componentes del humo del tabaco como ya he dicho anteriormente, alrededor de entre 400-500 se hallan en la parte gaseosa y los demás en la parte de partículas.
Los componentes más importantes de la primera parte son el monóxido de carbono (CO), el anhídrido carbónico, el óxido de nitrógeno, el amoníaco, una variedad de nitrosaminas volátiles, aldehídos y cetonas. Por otro lado, los componentes más importantes de la parte de partículas son la conocida nicotina, el agua y el alquitrán (que es una sustancia grasa, oscura y de un característico olor fuerte, obtenida de la destilación de ciertas materias orgánicas).

¿Qué efectos produce el tabaco en nuestro organismo?

Actualmente está más que estudiado que los fumadores poseen una tasa de mortalidad un 70% superior a las personas no fumadoras a causa de la aparición de diversas enfermedades. Este aumento de la mortalidad que se puede apreciar claramente es debido a la cantidad de cigarros fumados, a la duración utilizada en el tiempo de consumo, a la profundidad de la inhalación del humo, al contenido de nicotina de los cigarrillos y a la cantidad de alquitrán contenida en estos.
Las principales responsables de esta alta cifra de mortalidad son fundamentalmente la cardiopatía coronaria y otras enfermedades cardiovasculares, el cáncer de pulmón, la bronquitis crónica y el enfisema pulmonar.
En la actualidad hay unas cifras escalofriantes que dicen que el tabaquismo es el responsable del 90% de las muertes por cáncer de pulmón, el 75% de las muertes por bronquitis y el 25% de las muertes por cardiopatía isquémica.

Las enfermedades se pueden clasificar en:

Enfermedades del aparato respiratorio: se distinguen la bronquitis crónica, enfisema pulmonar y el cáncer de pulmón.

Enfermedades del sistema cardiovascular: son las enfermedades coronarias por obstrucción de las arterias coronarias, accidentes cerebrovasculares por obstrucción de las arterias cerebrales y enfermedades vasculares periféricas por déficit de irrigación en las extremidades inferiores y superiores.

Enfermedades del aparato digestivo: podemos distinguir la gastritis crónica, la ulcera gastroduodenal y la esofagitis.

Además, está demostrado que el consumo de tabaco o la exposición prolongada al humo de este, también puede producir irritación en los ojos, dolores de cabeza, estornudos, tos, afonía…

Y además…

Según un estudio realizado sobre la producción y exportación de tabaco en Europa, España se sitúa en el tercer puesto, por detrás de Italia y Grecia, en lo referente a la producción del tabaco (de la cual aproximadamente el 90% es cultivada en Extremadura), produciendo unas 42.300 toneladas al año. En cuanto a nivel mundial, la producción europea representa algo más del 5% del total mundial. La mayor parte del tabaco que es consumido en Europa, es procedente de China (37%), además de otros países asiáticos (20%) y de los Estados Unidos (15%).

2 comentarios:

@ndreuccio dijo...

ee....javier q tl..?...me gusta tuntrabajo..a ver si syuda alos que fuman..jeje

Javier-CMC dijo...

Hola Javier, excelente trabajo sobre el tabaco y sus consecuencias para la salud.

Un saludo