domingo, 25 de enero de 2009

Enfermedades de transmision sexual (ETS) por Javier Leoz 1ºB Bachiller



¿Qué son?

Conocidas también como ETS, agrupan todas las enfermedades que se transmiten normalmente por contacto sexual. Incluyen las enfermedades venéreas sífilis y gonorrea, el herpes genital, las verrugas genitales, las ladillas, la hepatitis B, la uretritis no especifica (UNE). El VIH también hay que mencionarlo porque hoy por hoy es transmitido la mayor parte de las veces por contacto sexual, y el método de transmisión de mayor desarrollo en la actualidad es el sexo heterosexual, aunque existen muchas otras formas de contraerlo. La mejor forma de protección contra la mayoría de las ETS es el preservativo.

Los síntomas varían enormemente según la causa, e incluso los síntomas pueden ser causados por causas e infecciones distintas a las ETS. Además de esto, una ETS puede no presentar síntomas en ninguno de los dos miembros de la pareja o producir efectos en un individuo y en el otro no. También pueden reproducirse sin que uno se de cuenta, cuando se creía que ya habían desaparecido los síntomas.


Causas

Las ETS se originan normalmente tras un contacto sexual con una persona infectada. Éstos son unos pocos síntomas que producen las ETS:

1- Secreción genital inusual o dolor al orinar
2- Úlceras y verrugas en la zona genital o anal
3- Dolor o rojez en la zona genital
4- Sarpullido alrededor de la zona genital
5- Dolor en las relaciones sexuales
6- La presencia de picores en la zona púbica, dolores abdominales y problemas en concebir, pueden verse también relacionados con las ETS.


Tratamiento ortodoxo

Tomadas a tiempo, casi todas las ETS pueden ser tratadas con efectividad o, en el caso del herpes, contenido y controlado. Los pacientes con VIH pueden vivir hasta 5 años más con el propio SIDA siempre que hayan seguido un buen programa de salud. Pero cualquier ETS se volverá crónica y cada vez más difícil de vencer si se deja sin tratar al principio, lo cual generará problemas de fertilidad a largo plazo y mala salud crónica.

Las pruebas médicas incluyen examen físico, muestras patógenas genitales/anales y tests sanguíneos. Otro concepto importante es rastrear el contacto con anteriores parejas, ya que seguramente posean una ETS, y se corre el riesgo de que lo vaya a contagiar.

Principales tratamientos para prevenir las ETS:

1-Medicamentos antibióticos y antivíricos, tanto aislados como en combinación.
2-Medicamentos que impulsan el sistema inmunológico
3-Tratamiento cáustico para quemar las verrugas.


Tratamientos alternativos

Usadas junto con el tratamiento ortodoxo, Las terapias complementarias son útiles en impulsar el sistema inmunológico, ayudar a luchar contra la infección y también pueden aliviar los síntomas de la enfermedad.

Homeopatía: Caracterizado por el uso de remedios carentes de ingredientes químicamente activos. Para el herpes un tratamiento constitucional puede ayudar a impedir la infección, pero hay otros remedios:

1-Sempervivum: Para las úlceras que sangran, con toda la zona genital sensible y dolorida.
2-Natrum mur: Si la piel de los genitales está muy seca y las lesiones están calientes e hinchadas.
3- Capsicum: Si los genitales arden, pican, y muestran la piel cuarteada y de color rojo.
4-Rhus tox: Para genitales que arden y pican y si la incomodidad se ve agravada por el frío o la humedad.

Para las verrugas vulgares, lo mejor es el tratamiento constitucional, pero para empezar con ambos la mujer y su pareja deben ser tratados con:

1- Thuja: Si las verrugas son carnosas.
2- Medorrhinum: Si pican.
3- Nitric ac: Si están doloridas.
4- Sabina: Para las verrugas que pican intensamente y escuecen.

Fitoterapia occidental: Es el uso de recursos vegetales con finalidad terapéutica. El índigo silvestre y otras hierbas antiparasitarias pueden ayudar en la irritación causada por el sarpullido de las ladillas.

Para el herpes, la echinacea es valiosa, y aplicar localmente infusiones de caléndula o árbol del té es a menudo efectivo.

Otras terapias: Un terapeuta nutricional se enfocara en el sistema inmunológico, porque es la mejor protección contra la invasión de cualquier infección, aparte los preservativos. Para las infecciones víricas como el herpes puede sugerirse la vitamina C y el Propolis. La medicina ayurvédica se dirigirá a impulsar la inmunidad general de la persona. Los especialistas en la técnica de Alexander creen que ciertas infecciones recurrentes como la uretritis no especifica (UNE) y el herpes tienen un fuerte componente de estrés, y que el uso regular de la técnica de Alexander puede ayudar a reducir su incidencia y recurrencia general. También es recomendable la hidroterapia.

- Técnica de Alexander: Es una terapia la cual te ayuda a relajarte mediante movimientos y ejercicios localizados para combatir el estrés y responder en la vida cotidiana.

1 comentario:

Javier-CMC dijo...

Hola Javier, trabajo interesante sobre las enfermedades de transmisión sexual, pero un poco corto.