viernes, 23 de enero de 2009

El sida. Yajhaira Hita B1º A

El sida es una enfermedad en la que solo afecta a las personas. Dicen que una persona tiene el sida cuando no tiene una respuesta adecuada para que pueda defender una infección producida por el VIH, y esta infección no tiene duda.

El VIH se transmite a partir de la leche materna o la sangre. Esta enfermedad se desarrolla cuando el nivel de los linfocitos baja hasta tener menos de 200 células en un mililitro de sangre. Aunque los glóbulos blancos tienen defensas, la enfermedad ataca también a los glóbulos blancos y la persona se queda sin defensas.

Una vez dentro de la sangre, el VIH transforma sus genes en ADN, y lo utiliza
para hacerse copias de él mismo. Mientras tanto, las células por donde va pasando mueren.

Por otra parte del cuerpo la persona tiene defensas, lo cual puede defender las posibles enfermedades que pueda tener, pero si pasa el VIH por esa parte, mata a las defensas y, por lo tanto, coge otras enfermedades aparte de la del sida, como neumonías o la meningitis. Esta destrucción progresiva de las células puede hacer que la persona coja cáncer, y así, morir más pronto.

Los diferentes estados en los que una persona afectada de sida pueden ser:
* Categoría A: pacientes con infección primaria.
* Categoría B: pacientes con síntomas que no sean de la categoría C, pero que esté relacionado con la infección del VIH.
* Categoría C: Pacientes que tengan o hayan tenido infecciones oportunistas, procesos cronificados, procesos asociados con el VIH o procesos tumorales.

El sida comenzó en 1981, cuando vieron cinco casos similares en los que las personas tenían manchas rosáceas en la piel, y dijeron que era por la homosexualidad, pero pronto se dieron cuenta que no era verdad.

Hubo varias teorías, entre ellas dijeron que el sida era causado por un virus, otras que era por el consumo de drogas. Pero la más reconocida hasta ahora es que el VIH viene de un virus llamado “virus de inmunodeficiencia en simios”, porque causaba síntomas parecidos a los de los primates.

Ahora sabemos que el VIH tiene algo que ver con otros virus, y que se puede transmitir de los animales a los humanos, sobre todo del chimpancé y de unos monos de África Central. Pero lo más común es que el sida se transmita a través de compartición de agujas de drogas inyectables y de la actividad sexual desprotegida. El sida también se puede transmitir de una mujer embarazada a su hijo.

Antes, el sida se contagiaba por las transfusiones de sangre, o porque los médicos compartan su material sin esterilizar.

La persona que tiene el sida se le suele llamar seropositiva, y a la persona que no lo tenga, seronegativa.

La infección en los niños puede notarse a través de una fiebre alta, dolores de espalda y dolores de garganta, síntomas parecidos a los de una simple gripe.
El porqué algunos pacientes no desarrollen la enfermedad, y la variación de síntomas que hay de una persona a otra, todavía se está estudiando.

El sida se desarrolla en todo el mundo, pero sobretodo en África, que puede ser por su desnutrición, o por la tuberculosis. En los últimos diez años han aumentado hasta diez veces el número de afectados en Europa y Asia, hasta cerca de un millón de afectados.

Es posible que el sida se transmita entre las personas a través del beso boca a boca, si las dos personas tienen las encías dañadas o con llagas, pero aún no ha sido comprobado.

Para la prevención del sida, normalmente hay tratamientos, pero son para que se reduzcan las copias del VIH en las células. El sida propiamente no se puede curar, por eso dan tratamientos que hacen que el VIH no se extienda tanto. Alguna medicina lo que hace es que ataca al virus no en una misma parte del cuerpo, sino en diferentes sitios, y además, ataca de manera diferente.

Todavía no se ha descubierto el cómo curar esta enfermedad producida por el VIH. El sida ha causado la muerte de millones de personas, y por eso se llama en muchas revistas como la enfermedad de la pobreza, aparte también que los medicamentos que hacen que el VIH no se propague son muy caros, y cada vez son más las personas que tienen esta enfermedad.

Muchas personas tienen miedo de tener el sida, porque saben que van a morir, y porque se está viendo que el sida se está esparciendo con mayor rapidez de un país a otro que del desarrollo de la propia enfermedad en una persona. Por eso, ahora se están tomando mayores medidas en los hospitales y en demás sitios, para poder, de alguna manera, acabar con esta enfermedad mortal.

La persona que tiene sida realmente se siente angustiada, porque sus amigos, vecinos, compañeros de clase o de trabajo la rechazan para evitar contagiarse, pero lo que peor lleva es el cargar con una enfermedad que sabe que es incurable y que es mortal.

Una revista dijo que el sida puede ser la catástrofe de nuestros tiempos. Y es verdad, si sigue aumentando el número de personas contagiadas por el sida, y si no se pone ningún remedio sobre esta enfermedad.

Por eso, en mi opinión, creo que el sida se podría evitar si se ponen remedios contra ella; y también, si los médicos dan buscan otras soluciones. Lo que sería conveniente hacer es buscar otro camino para poder acabar con esta enfermedad que, aunque ahora no se suela hablar tanto de ella, hace que muera tanta gente.

5 comentarios:

karlos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
karlos dijo...

Hola.
Gracias por el comentario, tu trabajo está bien hecho y este tema es de gran importancia en la actualidad, aunque aun no se tomen muchas precausiones para no conagiarse.
TODOS JUNTOS CONTRA EL SIDA


pdt: si me gustan mucho los dibujos

SANRY dijo...

ola yajhaira tu trabajo es interesante ya que el sida es una enfermedad a la que asta ahora no existe cura pero q podemos prevenirla y desirte q tui trabajo esta bien.......... sige asi

SANRY dijo...

ola yajhaira tu trabajo es interesante ya que el sida es una enfermedad a la que asta ahora no existe cura pero q podemos prevenirla y desirte q tui trabajo esta bien.......... sige asi

Javier-CMC dijo...

Hola Yajhaira, el SIDA, como dices, es una enfermedad terrible, más por el estigma que llevan las personas que la padecen que por lo mortal que pueda ser. En la actualidad, si se trata en una etapa temprana, el SIDA es una enfermedad crónica pero no mortal.