miércoles, 11 de marzo de 2009

Los tsunamis.Por Elea Indave 1ºB


Los maremotos o tsunamis son olas gigantes. Se producen cuando un huracán, un tornado o un terremoto; se originan en el océano. Como consecuencia se mueve una gran masa de agua, lo que da lugar a un maremoto.
La mayoría de las veces que se producen estos fenómenos, es por causa de terremotos: al producirse por este fenómeno, se llama maremoto tectónico.

Los dos factores que hay que tener en cuenta con un maremoto son:
-la altura de la ola
-la velocidad

Cuando un maremoto se aproxima a la costa, su intensidad se mide en picos; el ultimo tsunami que hubo en el océano Indico tuvo 7 picos.

Un maremoto llega a ser destructor cuando su índice de sismos de magnitud llega a 6,4, pero cuando de verdad llega a ser destructivo es cuando llega a 7 o más. Al igual que en los terremotos la magnitud se mide mediante la escala de Richter.

Maremotos tectónicos

Estos maremotos normalmente se producen por terremotos de gran tamaño bajo la superficie del agua. El tamaño de un maremoto se mide por la capacidad de la deformación del fondo marino.

No siempre los terremotos subacuáticos forman maremotos, solo lo hacen cuando la magnitud es demasiado elevada y cuando hay un hipocentro en un punto determinado del fondo.

Al producirse un maremoto tectónico en un fondo oceánico de 5km de profundidad, el agua es removida desde el fondo hasta la superficie. Cuando se dan estos fenómenos en alta mar, pasan desapercibidos, porque las olas superficiales los ocultan. Pero cuando se da calma en el fondo, tiende a agitarse en toda su profundidad.

El único lugar que tiene una forma de alerta eficaz, es el Océano Pacífico, ya que en él se da la zona de mayor actividad. A toda esa franja del Océano Pacífico se le denomina “cinturón de fuego”.

Según la profundidad que tenga el fondo las olas viajaran con mayor o menor velocidad, en profundidades características de 4 - 5 Km., las olas van a una velocidad aproximada de 600km/h, a veces hasta más. Aunque la altura de la cresta sea pequeña la abundancia de agua que mueven es muy grande, debido a ello la velocidad también es más grande, al igual que la distancia que hay entre los picos. Suele ser normal que la longitud de onda de la cadena de estos sucesos sea de entre 100km o más.

La fase de la onda suele durar entre menos de diez minutos hasta casi media hora. Al entrar la ola en la plataforma continental, hace que disminuya la velocidad, pero en cambio se produce un aumento de la altura. Cuando la ola llega a la costa su altura puede llegar a ser de unos 3-30m, y su velocidad descenderá hasta los 50km/h, pero siempre dependerá el tipo de relieve en el que se encuentre.
Al llegar a la costa la longitud de la onda también se estrechara.

La ola podrá frenarse, pero a la vez gana altura. Su amplitud no sirve para explicar el poder destructor de la ola. Pensamos que si una ola tiene menos de 5m no puede causar una catástrofe, no es así, porque a pesar de ello tiene efectos devastadores.
El primer impacto de la ola que se da en la costa va seguido del resto del agua, eso hace que el mar penetre más en la tierra.

Antes de que llegue, el mar suele retirarse unos metros (rápida marea baja), hasta que la ola llega pueden pasar de 5 a 10 min. En el tsunami de Sri Lanka, los bañistas se percataron de que había pequeños maremotos. Según la gente:” se vieron rápidas y sucesivas mareas bajas y altas, más tarde el mar se retiró por completo y solo se sintió el estruendo atronador de la gran ola que venía”.

Los maremotos pueden cruzar océanos y llegar a afectar a las costas más alejadas del lugar del hecho. El frente de la onda suele ser recto, pero en los extremos se va disolviendo la energía al curvarse.

Tipos de maremotos

-Se puede dar un tsunami aproximándose a la costa. Al haber un desnivel menos acentuado, las olas pierden fuerza y altura.

-Un declive con mayor profundidad hace a que las olas de un maremoto sean más altas y potencialmente destructivas.

También se pueden generar por erupciones volcánicas, meteoritos, deslizamientos de tierra y por explosiones submarinas. Dichos fenómenos pueden provocar olas mucho más grandes que las de otros maremotos. De estos tipos de maremotos el más común es el producido por deslizamientos de tierra, que pueden llegar a hundir islas enteras en el mar.

Sistemas de alerta

En bastantes ciudades del Pacífico se dan sistemas de alarma y planes para evacuar la zona en caso de tsunami. Existen varios institutos sismológicos que estudian la evolución de los tsunamis por medio de satélites.

A pesar de todo, los sistemas de alerta no son eficaces en todos los casos. En ocasiones el terremoto generador puede tener su epicentro muy cerca de la costa, por lo que el lapso entre el sismo y la llegada de la ola será muy reducido. En este caso, las consecuencias son devastadoras, debido a que no se cuenta con tiempo suficiente para evacuar la zona y el terremoto por sí mismo ya ha generado una cierta destrucción y caos previos, lo que hace que se pueda organizar una evacuación ordenada. Éste fue el caso del maremoto del año 2004 pues, aun contando con un sistema adecuado de alerta en el Océano Índico, dicha zona no hubiese escapado del desastre.

Ultimo tsunami conocido

El último tsunami conocido es el del año 2004(terremoto de Sumatra), fue un terremoto submarino con el epicentro en la costa de Sumatra. Originó varios maremotos que devastaron toda la zona costera de los países del Océano Indico. Es el segundo tsunami más devastador de la historia, se registró una magnitud de 9,0 en la escala de Richter, aunque luego aumentó.

1 comentario:

Javier-CMC dijo...

Hola Elea, un trabajo interesante y completo sobre los tsunamis

Un saludo