sábado, 7 de marzo de 2009

LA LLUVIA ÁCIDA POR GABRIELA SOTO. 1º A BACH.



Mi tema es la lluvia ácida, voy a empezar explicando como se forma:
La lluvia ácida se forma cuando se mezcla la humedad que hay en el aire con algunos gases contaminantes como el óxido de nitrógeno
y el dióxido de azufre, estos gases son emitidos principalmente por fábricas, centrales eléctricas y vehículos que queman carbón o productos derivados del petróleo. Cuando se combinan con el vapor de agua, estos gases forman ácido sulfúrico y ácidos nítricos y esas sustancias son las que caen sobre la tierra en forma de lluvia acompañando a las precipitaciones.

Los contaminantes atmosféricos que ayudan a formar la lluvia ácida no siempre son emitidos en el lugar en que cae esta lluvia, sino que pueden recorrer grandes distancias debido a los vientos que los desplazan cientos o miles de kilómetros antes de caer en forma de rocío, lluvia, llovizna, granizo, nieve, niebla o neblina. Estas lluvias pueden provocar importantes daños en el ambiente. Los contaminantes pueden depositarse también en forma seca, como gas o en forma de pequeñas partículas. Es mas, casi la mitad de la acidez de la atmósfera se debe a este tipo de deposición.
Si comparamos a la lluvia `normal´ con la lluvia ácida podemos ver claramente las diferencias entre ellas .La lluvia normalmente tiene un pH de aproximadamente 5.65 (esto quiere decir que es ligeramente ácido),en cambio en la lluvia ácida debido a la presencia del CO2 atmosférico, que forma ácido carbónico
, (H2CO3) esta tiene un pH de menos de 5 y en algunas ocasiones puede alcanzar el pH del vinagre (pH 3).
Productos como los hidrocarburos fósiles y el carbón usados como fuente de energía, en grandes cantidades, también pueden producir óxidos de azufre y nitrógeno estos gases también ayudan a formar la lluvia ácida. El humo de un simple cigarro aunque parezca vulnerable también es una fuente secundaria de esta contaminación.

Sabemos de sobra que los culpables de la formación de las lluvias ácidas mayormente somos las personas pero una gran parte del dióxido de azufre emitido a la atmósfera procede también de la emisión natural que se produce por las erupciones volcánicas, que son fenómenos irregulares.

*La lluvia ácida causa grandes efectos:
La lluvia ácida huele, se ve y se siente igual que la lluvia normal, y podríamos decir que podemos bañarnos con ella sin sentir un efecto inmediato especial. El daño que nos produce a las personas no es directo, es más rápido el efecto de los contaminantes que producen esta lluvia o que llegan al organismo cuando se los respira, afectando a nuestra salud.
Debido a su acides esta lluvia provoca la acidificación de las aguas de los ríos, lagos y mares y esto hace complicado el desarrollo de vida acuática en estas aguas, lo que aumenta en gran medida la mortalidad de peces. Por otra parte también afecta directamente a la vegetación, por lo que produce daños importantes en los bosques y acaba con la mayoría de los microorganismos fijadores de Nitrógeno. Concretando en la situación de los bosques, vemos que la lluvia ácida no mata directamente a plantas y árboles, sino que actúa a través de ciertos mecanismos que los debilitan, haciéndolos más vulnerables a la acción del viento, el frío, la sequía, las enfermedades y los parásitos. La lluvia ácida ataca directamente las hojas de los vegetales, despojándolas de su cubierta cerosa y provocando pequeñas lesiones que alteran la realización de la fotosíntesis. Con ello, las plantas pierden hojas y así, la posibilidad de alimentarse adecuadamente. Pero entre todo encontramos una excepción: a la mayoría de los cultivos no les afecta la lluvia ácida, no son tan vulnerables a sus efectos cuando son abonados con fertilizantes que restituyen nutrientes y amortiguan la acidez.




La lluvia ácida, por su naturaleza, ataca a las construcciones y a las infraestructuras. Por ejemplo puede disolver el carbonato de calcio y afectar de esta forma a los monumentos y edificios construidos con mármol o con piedra caliza.
Sabemos que los nitratos y sulfatos (que forman la lluvia ácida) sumados a los compuestos de los suelos, contribuyen al aumento de sustancias nutritivas de ríos, lagos, embalses y regiones costeras, y esto provoca un exceso de fitoplancton en los mismos y esto deteriora sus condiciones ambientales y naturales afectando negativamente a su aprovechamiento.

*Ante este gran problema debemos ponernos serios y tratar de buscar soluciones.
La verdad es que yo creo que si deberíamos plantearnos el buscar soluciones ante esto antes de que sea demasiado tarde porque puede que ahora no parezca que sea de gran importancia ya que no nos afecta directamente a nosotros pero tal ves en un futuro las cosas se compliquen y no tengan vuelta atrás. Después de esta reflexión podemos ver algunas soluciones entre las medidas que se pueden tomar para tratar de reducir la emisión de los contaminantes causantes de éste problema:
-Por ejemplo a la hora de cultivar podríamos no agregar muchas sustancias químicas en los cultivos.
-Impulsar el desarrollo de gas natural en diversas industrias en vez de que se utilicen productos químicos que son los principales causantes del daño.
-Reducir el nivel máximo de azufre en diferentes combustibles que se utilizan mucho.
-La conversión a gas en vehículos de empresas mercantiles y del gobierno.
-También podríamos tomarnos enserio lo del transporte eléctrico ya que seria una solución eficaz ante la `extinción´ de los combustibles a la vez que reducimos la emisión de gases a la atmósfera.
-Podríamos buscar la forma de neutralizar el pH en lagos, ríos… y de esta forma evitar la muerte de muchos seres que habitan en ellos.
-Controlar las condiciones de combustión.
-Trabajar entre todos con las fuentes fijas de la industria para establecer disminuciones en la emisión de gases o usando mecanismos para controlar su emisión.

La verdad es que aunque este tema no parezca tan importante lo es porque debido a esto estamos perdiendo muchos bosques, los mismos que antes se conservaban tan bien y además la vida en muchos ríos se ha reducido bastante y de una forma u otra nos afecta seriamente. Puede que hoy en día solo sean algunos bosques pero a lo largo de los años a estos pocos se van sumando mas y mas y no nos podemos permitir la destrucción de estos porque nuestra vida depende de ellos.

1 comentario:

Javier-CMC dijo...

Pues sí, Gabriela, la lluvia ácida es un peligro silencioso y que pasa normalmente desapercibido, pero no por ello menos importante, tal y como señalas en tu trabajo.

Un saludo