jueves, 12 de marzo de 2009

LAS ÁREAS PROTEGIDAS. Gabriela Atiaja 1ºA Bach.


La definición de área protegida es diversa en los distintos países, pero aún así se han establecido algunas unidades básicas con distintos grados de salvaguardia. Se llama parque nacional a un área de gran importancia ecológica, con protección estricta y medios adecuados para permitir su visita. Suele estar rodeada de una zona circundante para aminorar los efectos de la actividad humana, en la que ésta se encuentra regulada y controlada, y a menudo posee también una reserva integral, es decir, un área de especial valor a la que no puede accederse, salvo el personal científico, y siempre sin intervenir en modo alguno sobre el medio.
Los parques naturales permiten un mayor grado de actividad humana (por ejemplo la pesca y prácticas agrícolas tradicionales) y engloban a menudo en su interior asentamientos humanos. Hay muchas otras figuras legales creadas con fines particulares y que pueden proteger áreas de tamaño muy pequeño (una laguna, una cueva, un glaciar, etc.).En los círculos científicos y conservacionistas de los distintos países se hace especial hincapié en la necesidad de disponer de una red amplia de espacios naturales protegidos bajo distintas figuras legales y, sobre todo, conectados entre sí para garantizar un mínimo intercambio de información genética entre las especies animales o vegetales que forman la biocenosis en estas áreas. El aislamiento de un área protegida, por muy eficaz que sea dicha protección, significa su desaparición en un plazo más o menos largo.

Áreas protegidas en España y en Europa
Dentro de España existen en la actualidad 10 parques nacionales:
-tres que engloban ecosistemas de montaña (Covadonga, en la cordillera Cantábrica; Ordesa en los Pirineos Centrales, y Aigües Tortes y Llac de Sant Maurici, en los Pirineos Orientales).
-dos humedales (Doñana, en la desembocadura del Guadalquivir, y Tablas de Daimiel, en la Mancha Húmeda, a lo largo del río Guadiana).
-uno marítimo (isla de Cabrera, En las Baleares).
-y cuatro de las islas Canarias (Cañadas del Teide, Timanfaya, Garajonay y Caldera de Taburiente).
Junto a estas figuras de máxima protección existe multitud de otros enclaves de gran importancia, que se hayan protegido bajo las denominaciones de parques naturales, reserva de la biosfera, parques regionales, etc. Y que comprenden diversos ecosistemas ibéricos o de las islas Canarias.

En el resto del continente pueden mencionarse los que comprenden ecosistemas.
-acuáticos (Camarga, en la desembocadura del Ródano; el delta del Danubio).
-los de montaña (Abruzzos, en los Apeninos Centrales; el Oberland Bernés, en Suiza, y Pienny, en los Cárpatos).
-bosque primigenio (Parque del Bosque de Baviera, en el sureste de Alemania, y Bialowieza, en Polonia).
-glaciares (Skatfell, en Islandia).
-otros ecosistemas de interés como Laponia, las montañas Lairngorms (Escocia), lago Ohrid (Macedonia) o la bahía de Saint Michel , en Bretaña.
Existen infinidad de puntos protegidos, en particular aquellos de relevancia internacional para aves.
La principal dificultad para la protección de la Naturaleza en Europa radica en la escasez de espacios disponibles en que el hombre no haya intervenido y en elevado grado de urbanización alcanzado, con una red muy densa de medios de comunicación que imposibilita casi por completo la continuidad de los ecosistemas.

Áreas protegidas en América
-en Norteamérica pueden citarse el Parque Nacional del Noroeste de Groenlandia, la isla Bylot, en Canadá, río Adams en Canadá ( principal centro reproductor de salmones en el mundo), Las Montañas Rocosas canadienses. En Estados Unidos Yellowstone (el primero del mundo), el de Sequoia y Kings Canyon, (con bosques de secuoyas), Everglades (humedal), Yosemite (bosques de montaña), Valle de la Muerte (desierto al sur de las montañas Rocosas), Gran Cañón (gran importancia Geológica).

-en Suramérica cabe mencionar Gran Inagua (isla de coral, en las Bahamas), Tikal (bosque centroamericano, en Guatemala), Mont Pelé (volcán antillano, en Martinica), Sierra Nevada de Santa Marta (alta montaña, en Colombia), Henry Pittier (importante por su avifauna, en el Caribe venezolano), Cueva de Guáracho (Venezuela), islas Galápagos (gran importancia por sus endemismos, en Ecuador), Darién (pluviselva, en Panamá), Jau ( bosque amazónico, en Brasil), Manú (cuenca fluvial en Perú), Huascarán (glaciares y alta montaña en Perú), Titicaca (lago andino, en Bolivia-Perú), Gran Pantanal (zona húmeda, en Brasil-Bolivia), Iguazú (cascadas, en Argentina-Brasil), Cerro Colorado (bosques relictos, en Argentina), Los Glaciares (extremo sur de los Andes, en Argentina), Islas de Juan Fernández (archipiélago volcánico rico en endemismos, en Chile).

Áreas protegidas de África
Entre los numerosísimos parques de este continente cabe destacar los siguientes: Kruger 8grandes mamíferos, en Suráfrica), Kalahari (fauna de zonas áridas, en Botsuana), Etosha (flamencos y pelícanos, en Namibia), cataratas Victoria ( en Zimbabwe), lago Malawi (enorme riqueza de especies piscícolas, en Malawi), Kahuzi-Biega (gorilas, en Zaire), Garamba (rinocerontes blancos, en Zaire), lago Tanganica (en Tanzania), monte Kilimanjaro ( en Tanzania), Monte Kenia (en Kenia), Djoudj( delta del río Senegal, en Senegal), Sanganeb (arrecife coralino, en Sudán).

Áreas protegidas en Asia
Este enorme continente, con dos áreas biogeográficas, engloba muy diversos ecosistemas. Por lo que hay infinidad de espacios protegidos como: Badkhyzsky (fauna de desiertos centroasiáticos), lago Baikal (Rusia), Wenchum Wolong (oso panda en China), Sunderbans (manglares en Bangladesh)….

Áreas protegidas en Australia y Oceanía
Señalaremos: Isla Palau (atolones coralíferos, en Palau), volcanes de Hawai, Gunung Jaya (manglares y marsupiales, en Indonesia), oeste de Tasmania ( en Australia), Poor Knight ( islas volcánicas con endemismos, en Nueva Zelanda).
La creciente expansión humana en el último siglo ha hecho necesario salvaguardar pequeñas áreas de ecosistemas terrestres, protegiéndolos contra la intervención del hombre. En los países industrializados desempeñan un papel esencial para la conservación de las especies y para el mantenimiento de una mínima reserva energética.

1 comentario:

Javier-CMC dijo...

Hola Gabriela, interesante tu trabajo sobre reservas y áreas protegidas, además de exhaustivo.

Un saludo