martes, 10 de marzo de 2009

CICLONES TROPICALES (Alicia Urriza 1ºB)

Los Ciclones Tropicales son una clase de fenómeno hidrometeorológico.
Ciclón Tropical hace referencia a la naturaleza ciclónica de las tormentas.
Su nombre proviene de los trópicos.
El ciclón se caracteriza por una serie de tormentas que circulan en su interior y se encuentran en un lugar de baja presión, lo que provoca fuertes vientos y mucha lluvia. Se desarrollan sobre extensas superficies de agua cálida y van perdiendo fuerza al entrar en la Tierra. Su energía se centra en la condensación de aire húmedo.


El ojo del ciclón crea una calma que puede durar hasta una hora, pero lo que casi nadie sabe es que después de esa hora es cuando viene una fuerza destructora con vientos de gran velocidad.




Existen dos tipos diferentes de fases por las que pasa un ciclón que se denominan ciclones extratropicales y subtropicales.

Extratropicales: son las tormentas que obtienen su energía a partir de diferencias de temperatura. Se convierte en extratropical cuando su energía se transforma en calor liberado. Pueden llegar a serpeligrosos eb caso de que sus zonas de baja presión produzca fuertes vientos y que el mar esté alto.

Subtropicales: No suelen atraer vientos con gran fuerza, pero pueden volverse tropicales al calentarse su núcleo. Hay muchos términos que se le pueden dar dependiendo de su fuerza y localización. Algunos de ellos son: depresión tropical, tormenta tropical, huracán, tifón o ciclón. Los ciclones tropicales en el mar pueden producir grandes olas, lluvias torrenciales, fuertes vientos…

Por ejemplo en 2005 hubo un huracán, “Dennis”, que se formó en el mar y arrastrando agua cálida, hizo que partiendo de esto, apareciera otro huracán, “Emily”, que alcanzó la categoría 5, es decir el tamaño muy grande de latitud de más de 8 grados.

Sobre la tierra el ciclón puede hacer daño de distintas formas:

-Fuertes vientos que pueden destruir vehículos o edificios.

-Marejadas ciclónicas causando un aumento del nivel del mar e inundando costas.

-Lluvias torrenciales que pueden causar intensas precipitaciones y así desbordar ríos.

-Tornados, aunque no sean tan fuertes pueden producir grandes daños.

Estructura general:

Los ciclones suelen tener un diámetro que oscila entre los 3 y 370 km y cuentan con tres partes: ojo, pared del ojo y bandas lluviosas.

Ojo: es el centro del huracán donde los vientos giran alrededor y la presión atmosférica es mínima. Es la parte más violenta del huracán. El ojo se desarrolla cuando el movimiento tropical se intensifica, por el contrario, si el ciclón toca tierra, el ciclón pierde fuerza y se disipa. Los ciclones tropicales intensos pueden estar curvados hacia el interior. Se denomina efecto estadio.

El núcleo es cálido y expulsa mucho calor latente, el cual se eleva y condensa. Este es el motivo por el cual estando a la altutud que sea, el ciclón siempre tiene un núcleo muy cálido.
Pared del ojo: es una banda alrededor del ojo. En esta zona se originan los máximos vientos y las nubes alcanzan la mayor altura, provocando intensas precipitaciones.

Bandas lluviosas: son bandas de precipitación que giran hacia el centro de la tormenta. Estas bandas de lluvia se convierten en tornados al contactar con la tierra. Estas bandas se pueden organizar en una cadena de tormentas en forma de anillo que roba pared del ojo captando su humedad.

Para poder afirmar que el ciclón se ha formado, deben de cumplirse todos estos requisitos.
Tamaño:

Existen varios tamaños que se nombran dependiendo de sus grados de latitud; muy pequeño/ enano menos de 2 grados de latitud, pequeño de 2 a 3 grados, mediano de 3 a 6 grados, grande de 6 a 8 grados, muy grande más de 8 grados.
Regiones principales de alerta:

Existen siete zonas que son: Atlántico norte, Pacífico noroeste, Pacífico nordeste, Índico norte, Pacífico suroeste, Índico sureste e Índico suroeste.

Vigilando a los huracanes:



Los ciclones lejos de tierra se observan a través de satélites meteorológicos que capturan imágenes visibles e infrarrojas desde el espacio. Muestran la intensidad y ubicación de la tormenta a cada minuto.Durante los últimos años, con el avance de la tecnología de los satélites se ha desarrollado la observación de los ciclones desde los Aviones Caza Huracanes, los cuales proporcionan información muy exacta y precisa.

Huracanes y calentamiento global:

Las tormentas atlánticas cada vez se están volviendo más destructivas debido al calentamiento global y se volverán todavía más intensas pudiendo causar graves daños personales y materiales.

Aunque los ciclones tengan efectos devastadores, también tienen algún efecto beneficioso como lo son las precipitaciones que pueden evitar condiciones de sequía y aportar humedad. También ayudan a mantener un nivel global de calor en zonas polares. Los ciclones tropicales aportan a los países en desarrollo agua para la agricultura.

Se plantea la cuestión de si las personas que habitan zonas más vulnerables deben de prepararse para huracanes más violentos en el caso de un calentamiento climático.

Un requisito fundamental para la formción de un huracán es la disponibilidad de las aguas superficiales cálidas con una temperatura de al menos 26ºC.

1 comentario:

Javier-CMC dijo...

Buena información sobre huracanes, Alicia.

Un saludo