lunes, 9 de marzo de 2009

Desalinizadora y métodos de desalinización.Por Javier Romero Bach. 1ºA

¿Qué es una desalinizadora?


Una desalinizadora es una instalación industrial destinada a la desalinización del agua marina. Esta instalación industrial compuesta principalmente de una nave amplia y varios depósitos a su alrededor, tiene la capacidad de convertir mediante un proceso el agua procedente del mar, en un agua apta para el consumo humano y para el uso agrícola.

¿Por qué se desaliniza el agua?

Como todo el mundo sabe, el agua es el componente de todo sistema biológico que permite a todo ser vivo, ya sea planta, animal o humano poder vivir.
En el mundo, el agua dulce de fuentes naturales es un recurso muy limitado, ya que solo algo menos del 2% de toda el agua de la Tierra es agua dulce, lo que conlleva a establecer una serie de límites en otros recursos como las condiciones para la agricultura. El otro 98% restante, es el agua de mar contenida en la Tierra.
Esto provoca que los gobiernos intenten buscar otras alternativas para producir agua, como desalinizarla, en los lugares del planeta donde no llueve mucho y no tienen otra posibilidad de conseguirla. Algún ejemplo es la desalinizadora de Alicante, que es la más grande de Europa y la segunda más grande del mundo; o la de Israel, que es la desalinizadora más grande del mundo. Incluso, se está llegando a decir que las próximas guerras que se sucederán en el futuro serán por la dominación del agua.

Procedimientos de desalinización:

Desalinización por ósmosis inversa:

Este procedimiento de desalinización es el más utilizado hoy en día, usándose en barcos, aviones, industrias, hospitales y domicilios.
Mediante este proceso, su puede obtener agua desalinizada con menos de 15.000 microsiemens/cm de conductividad eléctrica, a partir de un agua de mar con una conductividad entre 20.000 y 55.000 microsiemens/cm. La conductividad del agua viene relacionada con la cantidad de sales disueltas que contiene.
También mediante la realización de este proceso, se consigue que de toda el agua que entra en la desalinizadora se consiga un 40% de agua producto y entre un 50-60% de agua salada.
El proceso consiste en que el agua entra por gravedad en un pozo. El agua se transporta al sistema de desalinización mediante unas bombas de alimentación donde al final de estas se añaden una serie de elementos químicos.
A continuación, el agua transcurre a cuatro tipos de filtros que retienen partículas mayores a cuatro micras. En el primero, el agua es separada de la mezcla de sales y minerales contenida en el agua de mar. Este filtrado se efectúa en la etapa de osmosis inversa (OI).
Para conseguir un proceso económico de osmosis inversa, es necesario que las sales cristalicen dentro de los módulos, o sino, que las partículas diatomeas y microalgas lleguen a las membranas.

Para conseguir esto, se realizan tres pasos de filtración por arena y un último paso de microfiltración a través de unos cartuchos de fibra sintética. Los elementos químicos añadidos ayudan a prevenir la precipitación de minerales dentro de las membranas.
Finalmente, el agua obtenida se transporta mediante bombeo al tanque de almacenamiento de agua potable. Una vez en el tanque, el agua es conectada a la red de distribución.

Desalinización por destilación:

Es un proceso de destilación que se realiza mediante una serie de etapas. En las que partiendo de agua salada, esta se evapora y se condensa convirtiéndose en agua dulce. A lo largo del proceso, la presión y la temperatura van descendiendo conforme se avanza en cada etapa, consiguiéndose una concentración de la salmuera resultante. A su vez, el calor producido en la condensación sirve para calentar el agua que hay que destilar en el siguiente proceso.

Desalinización por congelación:

Este es un proceso de desalinización en el que mediante la realización de un proceso, se consigue pulverizar el agua de mar dentro de una cámara refrigerada y a baja presión, logrando que se formen unos cristales de hielo sobre la salmuera. Después, estos cristales son separados y lavados con agua dulce. Y de esta manera se consigue el agua apta para el consumo y uso agrícola e industrial.

Desalinización mediante evaporación relámpago:

Este proceso también llamado en inglés Flash Evaporation, es un proceso de destilación del agua salada en el que está, es introducida en forma de gotas finas en una cámara a presión baja, por debajo de la presión de saturación( es la presión, a una temperatura dada, en la que la fase líquida y el vapor se encuentran en equilibrio). Una parte de esas gotas de agua se convierten inmediatamente en vapor, que posteriormente son condensadas, consiguiéndose agua desalada. Mientras que otra parte, el agua residual, es introducida en otra cámara presiones aún más bajas y mediante el proceso de calentamiento, pulverización y evaporación relámpago se obtiene otra parte de agua desalada. Así, este proceso se realizará tantas veces hasta que se logren los valores de desalinización que se deseen. Hay plantas de desalinización relámpago que pueden tener más de 24 etapas. A estos procesos se les llama con el nombre de MSF (evaporación multietapa).

Desalinización mediante formación de hidratos:

Este tipo de desalinización por formación de hidratos no es muy utilizada industrialmente. Este proceso de desalinización consiste en que el agua salada se pone en contacto con una serie de sales anhidras muy higroscópicas (son compuestos que tienen la capacidad de atraer hacia ellos agua en forma de vapor o líquido de su alrededor) que poseen una gran cantidad de agua de cristalización. Más tarde, estas sales hidratadas se quitan, se lavan y se deshidratan otra vez mediante la aportación de calor, consiguiéndose un agua de gran pureza y la serie de sales anhidras que son reutilizables.

2 comentarios:

Javier-CMC dijo...

Hola Javier, un buen trabajo sobre una tecnología, cada vez más necesaria, para obtener agua dulce en sitios donde escasea.

Un saludo

Javier

alex dijo...

Muy buena la información. Sin embargo, muy "parecida" a la que se encuentra en Wikipedia.


Saludos
Alex