domingo, 19 de abril de 2009

Leonardo Da Vinci. Juliana Massa García. B 1º "A".



-Vida:

Pintor, dibujante, escultor, ingeniero, arquitecto, músico, filósofo e inventor italiano, fueron las facetas por las que este hombre, que para muchas personas es el prototipo de hombre del renacimiento, fue conocido como Homo Universal.

Nació el 15 de abril de 1452 en Vinci, un pueblo muy cercano a Florencia, y murió

Su padre, notario de la señoría de Florencia, lo confió a Verrocchio en 1469, con el que se inició en la pintura y en la escultura.

En 1472 ya aparecía inscrito en la corporación de pintores florentinos. Colaboró en la obra más importante de Verrocchio, el Bautismo de Cristo. Permaneció en Florencia hasta fines de 1481 o inicios de 1482. Fueron pinturas de esta época La anunciación (1474) y Retrato de Ginebra Benci (1478-1479), en las que mostró la influencia del estilo florentino.
A partir de 1478 trabajó en importantes encargos , como el de los monjes de Scopeton Adoración de los magos (1481), que dejó inacabada al trasladarse a Milán y San Jerónimo (1482). En estas obras volcó sus conocimientos sobre los efectos de la luz y puso en práctica un invento: el sfumato o fusión de la luz y de la sombra en tonos de color muy diluidos.

En 1482, al enterarse de que Ludovico el Moro quería erigir una estatua a la memoria de su padre, Francesco Sforza, marchó a Milán. Se ofreció como arquitecto, militar, ingeniero, escultor y pintor y Ludovico le encargó la estatua de su padre, de proporciones colosales(cerca de 8 m de altura). En su proyecto trabajó dieciséis años; la maqueta fue expuesta en 1493, pero desapareció con la caída de los Sforza, por lo que no llegó a ser difundida.

Leonardo trabajó también en proyectos arquitectónicos -como los vinculados a las catedrales de Milán y Pavía-decoró con temas vegetales los Camerini, la Saletta Nera y la Sala delle Asse, y continuó sus estudios sobre técnica pictórica.

De todas las numerosas investigaciones que planeó sobre perspectiva, anatomía o mecánica, no se llegó a publicar nada: su obra no se conoció hasta que no se editaron sus manuscritos.

Las obras más importantes de la etapa milanesa fueron el Retrato de Cecilia Gallerani, La Virgen de las rocas (1483) y La Cena (1499), para el refectorio del convento de Santa María delle Grazie.

En 1499 Milán fue ocupada por los franceses y Leonardo, que ya era conocido en toda Italia, inició un período en el que estuvo en diversos lugares: Matua, donde pintó el retrato de Isabel de Este y Venecia, y después volvió a Florencia.

El regreso a Florencia supuso una nueva etapa, a la que pertenecen obras de gran transcendencia, como el cartón y el cuadro definitivo de Santa Ana (1501), el retrato de Mona Lisa, o la Gioconda(1503), y hasta 1505 trabajó en la Batalla de Anghiari para el palacio Vecchio, obra que dejó inacabada y que se perdió. A continuación, y dentro del mismo período, realizó Baco, Leda (1504-1508), conocida a través de dibujos y copias, y dos Madonas (hacia 1506-1512), por encargo de Luis XII, que se perdieron.

Volvió a Milán y formó escuela, y más tarde marchó a Francia (1515), donde se consagró prácticamente a las investigaciones arquitectónicas.




-Obra más importante, La Gioconda:


Un cuadro conocido también con el nombre de Mona Lisa o Madonna Elisa, fue creado en el S. XVI, pertenece al estado francés y actualmente esta obra se exhibe en el Museo del Louvre de París.

Su nombre traducido significa alegre, por la enigmática sonrisa de la modelo del cuadro cuyo nombre era Lisa Gherardini.

Es un óleo de 77 x 53 cm pintado entre 1503 y 1506, este cuadro fue varias veces retocado por el autor. La técnica usada fue la del sfumato, la obra esta pintada sobre una tabla de álamo y esta cubierta por varias capas de enlucido. Se conserva en una urna de cristal a prueba de balas.

En el cuadro se aprecia que los paisajes de los Alpes y el Lago de Como.

Otra rareza del cuadro es que la modelo carece de cejas y pestañas, el velo que lleva en la cabeza es signo de castidad.

El gran enigma de la Gioconda es su sonrisa, Leonardo da Vinci pintó la Mona Lisa dando el efecto de que la sonrisa desaparezca al mirarla directamente y sólo reaparezca cuando la vista se fija en otras partes del cuadro.

Las manos sobre el vientre han hecho pensar a muchos investigadores que la modelo estaba embarazada al posar, una de las razones era el velo de gasa fina que llevaba en su cabeza era una prenda que solían llevar las mujeres que estaban en cinta.

Hay más rasgos del cuadro en los que se deducían datos como que la modelo tenia caída de pelo(alopecia) o la enfermedad del Párkinson.

1 comentario:

Javier-CMC dijo...

Hola Juliana, antes de entrar a valorar este trabajo te recuerdo que tienes varias cosas pendientes de realizar en otros.

Cuando las hayas hecho avísame por mail.

Un saludo.