domingo, 19 de abril de 2009

LA PIEDRA FILOSOFAL DE LA TECNOLOGÍA (Alicia Urriza 1ºB)

¿Qué es?
El coltán no es un mineral, sino la contracción de dos minerales, la columbita y la tantalita, considerados como la materia prima para la tecnología. Estos óxidos son escasos en la naturaleza y gracias al avance tecnológico han pasado a considerarse elementos importantísimos para nuevas aplicaciones tecnológicas como el móvil, los ordenadores, incluso en la medicina se utiliza para algunos implantes. Todo esto es posible gracias a que es un mineral capaz de soportar altas temperaturas, además de ser tener buena conductividad.

Extracción del coltán:

Los yacimientos tan sólo se encuentran en la corteza terrestre, por lo que pueden verse desde el aire y suelen estar controlados mediante vía satélite.

Los más importantes son de origen primario y están asociados a granitos alcalinos y rocas relacionadas, aunque destacan también los depósitos y aluviales originados por la erosión, transporte y concentración con técnicas de extracción menos costosas.

La extracción de este material tiene un carácter primitivo, donde una docena de hombres trabajan excavando en un agujero para sacar coltán del subsuelo.

Los trabajadores vierten agua y el lodo que se forma lo vierten a grandes tubos de lavado de manera que el mineral se deposite en el fondo debido a su peso.

Sus principales productores son Australia, Canadá, Brasil, China... Muchos de estos países han empezado a escasear y como ya conocemos, África cuenta con una gran riqueza en minerales de alto valor estratégico para la tecnología punta y cabe destacar que tan sólo la R.D Congo posee el 80% de este material, lo que lo consideraríamos uno de los países más ricos en este mineral, por lo que se estableció un mercado ilegal en África Central.

Su extracción ha llevado en numerosas ocasiones a dejar en juego el futuro de África creando conflictos bélicos e incluso produciendo graves problemas de salud ocasionados por los métodos de extracción. Incluso en algunos países se ha llegado a la escandalosa cifra de 3 millones de muertos en sólo 4 años. Y es que una vez más, la riqueza de África se convierte en su misma pobreza.

De hecho un informe polémico reveló que una gran cantidad de coltán estuvo siendo explotado de forma ilegal y trasladado mediante las fronteras de Uganda, Burundi y Rwanda, de manera que estos países se beneficiaban del dinero suficiente para seguir comprando armas y mejorando sus ejércitos y así poder proseguir con sus guerras.

Actualmente existen compañías electrónicas que rechazan el coltán extraído de África Central, debido a las dudas que existen sobre la legalidad de su extracción, por lo que son fieles a otros países como Australia.

Niños en busca de minerales:


En minas de coltán en África trabajan diariamente miles de obreros, entre ellos la mayoría son niños. Niños que son deseados por ser la mano de obra más barata.
Les ofrecen unos miserables dólares, para nosotros pocos, para ellos esenciales que hacen que resulten atraídos y trabajen en condiciones infrahumanas. Muchos de ellos mueren en las minas en su deseo de salir de la miseria.











Demanda del coltán:
Como se ha dicho, el coltán es un recurso imprescindible para la fabricación de elementos electrónicos y se podría decir que se ha convertido en un objetivo a conseguir a cualquier precio.
Cada vez se están haciendo dispositivos más pequeños, lo que hace que sea ideal para la demanda que existe ahora de elementos tecnológicos de miniaturización.

4 millones de muertos y el silencio informativo:
Ya nadie puede ignorar las guerras que padece el Congo, las cuales tienen como causa la extracción de metales preciosos y recursos estratégicos, con los que se enriquecen unos cuantos y otros acaban en guerra. Los culpables somos muchos.

Aunque ha salido ya a la luz el problema, la crisis ligada a su extracción todavía prosigue. Pero es que a ningún país beneficiado de la explotación de África le interesa saber lo que ocurre en ese país debido a que muchos de ellos están involucrados de forma directa o indirecta en el asunto.

Lo que está pasando es que Paul Kagame (actual presidente de Rwanda) quiere apoderarse del este del Congo. Si esto ocurre, este país seguirá sufriendo genocidios, esclavitud y miseria al mando de este hombre.

Su objetivo es la división del Congo, así todo organizado en varios estados sería más cómodo para la extracción de este recurso.

Un grupo de organizadores enviados allí, cuentan que se sienten casi impotentes al querer destapar el polémico tema del coltán, ya que a menudo se bloquea información o no se da la suficiente mediante los sistemas informativos. Esto se produce porque a no esta sociedad en la que vivimos, no le interesa lo que otros países sufren para que nosotros nos podamos beneficiar. Si no nos interesa ni exigimos información, los sistemas informativos no nos la mostrarán.

¿Acaso 4 millones de muertos no son suficientes?
Necesitamos evitar masacres, millones de desplazados, enfermos o muertos de hambre ligados a

las condiciones infrahumanas en las que se encuentran actualmente.


¿ES ESTA LA IMAGEN QUE QUEREMOS VER?

1 comentario:

Javier-CMC dijo...

Efectivamente, hay un problema de expolio en el continente africano que dura demasiado.

La riqueza en coltán es una de las causas...