domingo, 26 de abril de 2009

La nanotecnología, por Mikel Vidal Garcia 1ºB Bach


Ahora voy a hablar de mi parte de la ciencia favorita: La nanotecnología. La nanotecnología es una ciencia que se dedica a manipular materiales de orden nanométrico, es decir, 0,000000001 metros; esta ciencia es relativamente nueva, ya que nació hace unos 30 años, aunque ya se habló anteriormente de sus posibles aplicaciones y utilidades, uno de los primeros que se atrevió a aventurar su gran utilidad fue el premio Nóbel de física de 1965, Richard Feynman, en un discurso que dio en el instituto tecnológico de California en 1959; otro de los que previeron su utilidad en los problemas humanos fue Eric Drexler. Aunque sea una ciencia con muchas posibilidades, todavía esta en fase de desarrollo.

Muchos países consideran la nanotecnología como una buena inversión de futuro; además de que para el tercer mundo, la nanomedicina, sería un gran ayuda a la hora de diagnosticar y a la hora de la creación de nuevos fármacos. Hoy en día cerca de unos 40 laboratorios invierten importantes sumas de dinero en investigaciones relacionadas con la nanotecnología. Cerca de unas 300 empresas que contienen el termino “nano” en su nombre aunque todavía no haya muchos productos desarrollados a través de esta ciencia, además de varias importantes empresas como HP, Intel, IBM, que también invierten en este tipo de tecnología. También los países más influyentes del primer mundo apuestan por esta clase de tecnología; encabezando esta lista se encuentra Estados Unidos, que destina alrededor de 600 millones de dólares al año en la National Nanotechnology Initiative.

La principal característica de esta ciencia, es que “constituye un ensamblaje interdisciplinal”, es decir que aúna distintas ciencias como la biología molecular, la física, la químico, la bioquímica, la electrónica, las matemáticas, la informática, etc. Los físicos juegan un papel casi fundamental, no solo en la creación de los microscopios necesarios para la investigación de “fenómenos” de este rango en la escala de la distancia (metros), sino que también contribuye con las leyes de la mecánica cuántica. La química ayuda en el alcance de la estructura y la configuración de los átomos.

Luego también existe la ingeniería de nanosistemas, que actúan a nivel molecular. Se trata de hacer productos elaborados a partir de unas materias primas, solo que a nivel atómico. Por ejemplo, si trabajamos con el grafito de los lápices (que básicamente es carbono) podemos conseguir diamantes (que son carbonos cristalizados puros).

También se cree que dentro de varios años será posible recrea lo que millones de años de desarrollo y evolución han conseguido, que es crear “maquinas biológicas sofisticadas”.
La universidad de Toronto, en Canadá, ha publicado una lista de las posibles aplicaciones más útiles de la nanotecnología:

- Almacenamiento, producción y conservación de la energía.
- Armamento y sistemas de defensa.
- Producción agrícola.
- Tratamiento de aguas contaminadas.
- Diagnóstico de enfermedades.
- Sistema de administración de fármacos.
- Procesamiento de alimentos.
- Remediar la contaminación atmosférica.
- Construcción.
- Monitorización de la salud.
- Detección y control de plagas.
- Control de desnutrición y lugares pobres.
- Informática.
- Alimentos transgénicos.

Lo malo de esta tecnología, es que acarrea una serie de riesgos:

Uno de estos riesgos es la “sustancia viscosa gris”, que se trata de unos robots de escala atómica que se autoreplican, aunque para ello tienen que consumir materia; esta materia sería toda la existente en nuestro planeta, por lo que sería como una especie del fin del mundo; siendo este un poco irónico, ya que la nanotecnología esta para ayudarnos, aunque esta acabase con nosotros; una situación parecida se da en la película “ultimátum a la Tierra”, donde un extraterrestre llega a la Tierra en misión de hacer entrar en razón a los humanos para que dejen de contaminar el planeta, y un robot extraterrestre se desintegra en millones de diminutos robots que van arrasando con toda la materia existente.

Algo parecido a la sustancia anterior, es la “sustancia viscosa verde”, la cual al igual que la anterior, engulle toda la materia existente, solo que aparte de replicarse, esta materia crea un “cieno”, que es como una materia orgánica muerta. Aunque esta sustancia acabaría por morir de “hambre”.

Mucha gente analiza que hay un gran riesgo en la toxicidad de los nuevos materiales utilizados en la creación de fenómenos nanotecnológicos, esta toxicidad se podría traducir en afecciones en las membranas celulares o en un fallo del sistema inmunológico. Además de que los compuestos utilizados en el tratamiento de aguas potables podrían ser malignos para nuestra salud y la de otros animales.

También es peligrosa su posible utilización en el armamento militar. Aunque no se cree que en un futuro cercano esta tecnología tuviese aplicación en lo estrictamente llamado armamento, se cree que si se podría utilizar en el hardware militar, en la electrónica molecular y en la mejora de los sistemas informáticos de los misiles. También se pueden crear nanomaquinas que se comieran el caucho de los neumaticos, para evitar la huída de un fugitivo, lo malo es que esta claro que los terroristas se podrían hacer con esta clase de armas. Además de lo anterior, sería factible la creación de micrófonos y cámaras de tamaño atómico, teniendo en cuenta que su acogida pudiera ser un poco reacia, ya que la gente puede considerarlo como una violación de su intimidad. Los países que más dinero han aportado a esta clase de fondos son: los Estados Unidos de América, China y Francia.

1 comentario:

Javier-CMC dijo...

Te has basado demasiado en la información de Wikipedia, y algunos aspectos sensacionalistas que comentas (sustancias verdes y demás) no dejan de ser meras elucubraciones de algunas personas con una fuerte resaca.