domingo, 14 de marzo de 2010

LA HUELLA HUMANA


A partir de una charla que nos dieron hace unas semanas en clase de biología voy ha hacer este artículo sobre el impacto humano en la Tierra.

-La vida se crea 1000 millones de años después de la creación de la Tierra, hace 4540 millones de años

-El aumento de oxígeno se da escalonadamente en la atmosfera de la tierra, y su aparición en esta hace que la vida pueda colonizar espacios terrestres.

-El ser humano lleva aquí el 0,004% de la vida de la Tierra

-Desde la revolución industrial (hace 200 años) el ser humano, quemando combustibles fósiles, extrayendo nuevos productos para la comodidad de la vida humana, etc... Esto produce que estemos soltando a la atmósfera en cantidades exponenciales CO2 que se hallaban almacenadas en petróleo, gas y carbón.

-Aparte, el ser humano se está cargando prácticamente todos los sumidores de CO2 que existen. Grandes praderas de algas submarinas están desapareciendo por el aumento de la temperatura de las aguas, también, por el aumento de temperaturas, está produciendo que las tundras se descongelen y suelten a la atmósfera millones de toneladas de gases que llevavan milenios almacenados.



Hay más razones que podría poner, pero no creo que sea necesario entrar en conceptos más especializados para darse cuenta de que en 200 años estemos estropeando todo lo que a la Tierra le ha costado 4540000000 años crear, así que voy a terminar con lo que la profesora que nos vino a dar la charla estuvo diciendonos durante toda la misma:

¡¡¡HAY QUE CONCIENCIARNOS!!!

Hay que empezar a darnos cuenta de que no podemos seguir haciendo lo mismo sin experar consecuencias porque ya las estamos viendo: Cambio climatico, lluvia ácida, destrucción de la capa de ozono, terremotos encadenados... (aunque no se sabe la causa, puede ser probable que la hayamos cometido)

1 comentario:

Javier dijo...

Pues sí, panorama negro el que pintas, pero no irreversile.

Pero claro, hace falta, como dices, concienciarnos de que con este modelo no podemos seguir.

Un saludo