domingo, 25 de abril de 2010

Microscopio de efecto túnel


Me pareció interesante el tema sobre el primer microscopio túnel por eso me gustaría desarrollarlo ya que en clase tan solo fue una de las tantas “cosas” nombradas.


Como muchas de las cosas en la ciencia el primer microcopio fue inventado por pura casualidad en experimento con lentes, y pocos años después sucedió algo similar con el microscopio de Hans Lippersshey en el año 1608.
Entre 1590 y 1600 un óptico llamado Zacharias Janssen invento un microscopio tan solo con un tubo y con unas cuantas lentes en sus extremos de unos 8cm de largo. Como os podéis imaginar estos microscopios daban imágenes borrosas y tan solo agrandaban la imagen como máximo 2000 veces. Hoy en día los de efecto túnel los amplían 100 millones de veces.

Unos años después otro holandés llamado Antonie Van Leevwenhoed perfecciono el microscopio de tal manera que en 1676 logró observar la cantidad de microorganismos que contenía el agua estancada y mas adelante en 1683 descubrió las bacterias.

A medida que fueran pasando las décadas los microorganismos fueron creciendo en complejidad y precisión y fueron la base de numerosos adelantos científicos.

Pero el gran cambio llegó en el siglo XX con el microscopio electrónico que sustituyó la luz por electrones, y las lentes por campos magnéticos .
Uno de los primeros microscopios electrónicos lo construyó James Hilier (físico canadiense) en 1937 este podía ampliar las imágenes hasta 7000 veces. Este sistema se continuó perfeccionando hasta llegar a aumentar unas dos millones de veces.

Y por fin en 1981 surgió el microscopio de efecto túnel (MET).
Para lograr una imagen ultradetallada de la estructura atómica de la materia con una espectacular resolución, en la que cada átomo se puede distinguir de otro, fue necesario aplicar la mecánica cuántica y lograr atrapar a los electrones que escapan en ese efecto túnel. Esto ha sido el motor de desarrollo de la microelectrónica moderna.

1 comentario:

Javier dijo...

Los avances en lentes y los nuevos conocimientos y descubrimientos en Ciencia siempre han estado ligados. ¿Dónde está el límite?