jueves, 24 de diciembre de 2009

Copenhague



¡Oh, sí, es verdad: esa gran cumbre mundial para acabar con el cambio climático!

Hace apenas un año, que el señor Obama salió vencedor de las elecciones de EE.UU., profetizado como el salvador, el que iba a cerrar Guantánamo, el que iba a hacer la sanidad gratis para todos los estadounidenses, vamos el nuevo Mesías.

Pues ese Obama, después de hacer un par de amagos con cerrar Guantánamo y “luchar a muerte” con los conservadores para que haya sanidad pública… lo ha dejado todo como está. Obama, que ha ganado el Nóbel de la paz está invirtiendo más dinero que su predecesor George W. Bush en “seguridad nacional” lo que por aquí llamamos ejército y mantiene al frente del departamento al mismo que estaba con Bush.

La última de nuestro “genio de las promesas” ha sido convertir la gran cumbre en un gran fiasco: Cuando las expectativas eran de hacer que las reducciones de CO2 se redujeran entre el 26% y el 40%, Obama lo ha tachado de poco creíble y lo que ha conseguido es que se firme un pacto en el que:

Los países desarrollados "se comprometen a presentar objetivos de reducción de emisiones antes del 1 de febrero de 2010"


Por lo que a mí respecta esto son palabras vacías. Los gobiernos nunca han demostrado un gran entusiasmo por fines “sin beneficios”, por supuesto que, aquí los beneficios están clarísimos, peeero… En nuestro estado, y supongo que en los demás también los políticos solo se interesan por proyectos a corto plazo, con beneficios dentro de su mandato para asegurarse así el siguiente mandato para seguir en el poder, por lo tanto: una bonita portada y vacíos por dentro.

Como ya he mencionado en otras ocasiones yo creo que la única manera es luchar desde abajo, nosotros primeros y poner alguien en el poder que defienda nuestros intereses de verdad, aunque con lo que ha pasado con los activistas en Copenhague ya no sé ni si existe la solución.

2 comentarios:

Javier dijo...

Interesante punto de vista el tuyo que seguro que muchos compartimos, al menos en parte.

Te he mandado un mail, míralo.

Un saludo

Laura dijo...

Ya sabíamos que esto de la cumbre no iba a tener resultados que nos complaciesen a tod@s...Obama no es un salvador ni mucho menos, lo que pasa es que dentro de lo malo lo creían lo mejor. De esto ya hablaremos en profundidad Alai, que ya sabes que me gusta.