domingo, 28 de diciembre de 2008

Tabaco y Cáncer. Saioa Bariain Bach. 1º A

El tabaco es un producto vegetal obtenido de la planta del mismo nombre originaria de América. Está formado por hojas de varias plantas del género Nicotiana.

Se puede consumir de varias formas aunque la principal es fumada. Su particular contenido en nicotina la convierte en adictiva.

Se comercializa legalmente en todo el mundo aunque tiene numerosas restricciones para ser fumada en muchos países ya que posee efectos adversos para la salud pública.
Está formado por nicotina, la cual se encuentra en las hojas (desde menos del 1% hasta el 12%). El resto es el llamado alquitrán, una sustancia oscura y resinosa compuesta por varios agentes químicos (cianuro de hidrógeno, monóxido de carbono, dióxido de carbono, óxido de nitrógeno, amoníaco, etc.) los cuales son muy perjudiciales para la salud bien sea de fumadores o fumadores pasivos.

Cada año el tabaco causa 3.500.000 muertes en el mundo, lo cual es decir 10.000 muertes diarias.

Las enfermedades que más siguen preocupando a los fumadores son las de tipo cancerígeno, aunque también causa enfermedades crónicas que pueden conducir a la muerte, como la bronquitis crónica y el enfisema pulmonar, ya que suelen desembocar en neumonía e insuficiencia cardiaca.





CÁNCER DE PULMÓN

El cuerpo está compuesto de muchos tipos de células. Estas crecen, se dividen y producen más células cuando son necesarias para mantener el cuerpo sano y para que funcione adecuadamente. Algunas veces, el proceso se altera y las células siguen dividiéndose cuando no es necesario que haya células nuevas. La masa de células sobrantes forma un crecimiento o tumor. Los tumores pueden ser benignos o malignos.

Los tumores benignos no son cancerosos y generalmente se pueden extirpar.

Los tumores malignos son cancerosos. Las células en los tumores malignos son anormales y se dividen sin orden ni control. Estas células cancerosas pueden invadir y destruir el tejido en su derredor. También pueden desprenderse del tumor maligno y entrar en el torrente sanguíneo o en el sistema linfático. Con este proceso, llamado metástasis, es como se disemina el cáncer del tumor original (primario) para formar tumores nuevos (secundarios) en otras partes del cuerpo.

¿Qué es?

El cáncer de pulmón consiste en un crecimiento anormal de las células del pulmón. La enfermedad se produce habitualmente en las paredes internas de los bronquios, y al crecer puede obstruir el paso del aire y alterar la respiración. Por este motivo, produce generalmente falta de aire, ahogo y fatiga.

Existen dos tipos principales: el cáncer de células pequeñas o microcítico y el cáncer de células no pequeñas (no microcítico o broncogénico).

Causas

En el 90% de los casos esta producido debido a la consumición de tabaco tanto en hombres como mujeres.

Otra parte de este tipo de cáncer aunque en menor proporción (10%-15%) se debe a la inhalación de sustancias que se encuentran en el lugar de trabajo como por ejemplo los asbestos que se emplean en las fábricas de amiantos.

También puede estar causado por radiaciones recibidas en el tórax, como los tratamientos con radioterapia empleados para tratar el cáncer de mama y los linfomas aunque el riesgo con los equipos modernos de radioterapia es muy bajo.

Los factores hereditarios apenas tienen relación con el cáncer de pulmón.



Etapas

La etapa limitada significa que el tumor se encuentra limitado en el hemitórax de origen, el mediastino y los ganglios supraclaviculares. Esto sería un campo tolerable para el empleo de radioterapia.

Los pacientes que tienen una etapa limitada del cáncer pueden ser tratados eficazmente con radioterapia. En los que tienen una etapa extensa, no es tan aplicable.

La etapa extendida es aquella en la que el cáncer se ha extendido al otro pulmón, a los ganglios linfáticos del otro pecho, a órganos distantes, etc.


Detección y síntomas

Los síntomas no suelen aparecer en los primeros estadios sino que surgen cuando ya se ha extendido demasiado como para aumentar las probabilidades de curación. Entre los síntomas más frecuentes están: tos insistente, dolor en el pecho que aumenta al respirar, pérdida de peso y apetito, falta de aliento, respiración con jadeo o con silbido, tos con flema que tenga sangre, hinchazón del cuello y la cara, fatiga…

Tratamiento

Consiste en una combinación de varias técnicas que son la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia.

Cada una de ellas es más eficaz que el resto según el tipo de cáncer y la etapa en la que se encuentre.

El tratamiento depende de cuatro circunstancias: del tipo y el grado de diseminación del tumor, del estado de salud del paciente y del estado funcional de los diversos sistemas del organismo (corazón, hígado, riñón, neurológico etc.).


OTRAS ENFERMEDADES

Aparte del cáncer de pulmón el tabaco causa más enfermedades como: enfisema, enfermedades cardiovasculares, esterilidad en mujeres, impotencia, raquitismo (madre fumadora), neumonía, desordenes hormonales, problemas vasculares periféricos, osteoporosis y un sin número de patologías, como depresión, pérdida de olfato y gusto, halitosis, arrugas, envejecimiento prematuro epidérmico y celular a todos los niveles a causa de una liberación masiva de radicales libres…


1 comentario:

Javier-CMC dijo...

Hola Saioa, tu trabajo incide en un factor de primer orden en cuanto a la salud, esperanza y calidad de vida de las personas. Ojalá sirva para concienciar a los fumadores activos, y pasivos, del peligro que tiene.

Un saludo.